Sindicatos

UGT y CCOO denuncian que FCC-Urbaser ofrezca un convenio “a la baja” en sueldos y categorías

Miembros del Comité de Empresa de FCC-Urbaser, junto a representantes de UGT y CCOO

El Comité de Empresa cree que FCC-Urbaser ha “roto” las negociaciones del convenio colectivo y considera las propuestas de la UTE “inaceptables y burlescas”

Sábado 21 de noviembre de 2015
Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT denunciaron ayer que la empresa concesionaria de los servicios de limpieza de la Ciudad Autónoma, FCC-Urbaser, no quiera negociar el convenio colectivo con los trabajadores y además, su propuesta sea la bajada de salarios y de la categoría de los empleados. El Comité de Empresa entiende que la UTE ha “roto” las negociaciones y considera sus propuestas “inaceptables y burlescas”. Los sindicatos no descartan movilizaciones en defensa de los derechos de los trabajadores de la limpieza.

Por María Muñoz:

El Comité de Empresa de FCC-Urbaser, concesionaria de los servicios de limpieza de la Ciudad, denunció ayer que la unión temporal de empresas (UTE) no quiera negociar el convenio colectivo con los trabajadores y que su propuesta sea, según los sindicatos Comisiones Obreras (CCOO) y UGT, la bajada de sueldos y de categoría.

Según el presidente del Comité de Empresa, Francisco Machado, la empresa "ha roto" las negociaciones y cree que las propuestas que se le han trasladado desde la UTE son "inaceptables y burlescas". Por este motivo, Machado anunció que se van a tomar "medidas de presión" y no descartan movilizaciones en defensa de los derechos de los trabajadores.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT, Javier Valenzuela, recordó que se han llevado a cabo seis reuniones "infructuosas" desde el pasado mes de mayo y critica que la empresa se niegue a subir los salarios y que además, les anuncie que este incremento estaría condicionado a los resultados económicos.

En este sentido, el sindicato aseguró que FCC-Urbaser ya ha tenido pérdidas este año por su "mala gestión", por lo que no quiere que estos gastos influyan en la subida salarial.

Según UGT, la empresa, además de negarse a negociar un convenio que afecta a unos 350 trabajadores, sigue sin pagar el plus de bonificación a pesar de que haya "sentencias en firme" que instan a abonarlo. Al respecto, desde las organizaciones sindicales explicaron que en el caso de los empleados a jornada completa, dependiendo del sueldo, la empresa debería pagar de 30 a 70 euros mensuales con carácter retroactivo desde el mes de agosto de 2012.

Araceli Navarro, de UGT, dijo que la empresa pretende bajar de categoría a los trabajadores, lo que supone un descenso en su sueldo base. Para compensar, según explicó, FCC-Urbaser propone aumentar ciertos pluses, aunque el sindicato rechaza esta propuesta al entender que si la empresa declara que no tiene ganancias, los trabajadores van a perder poder adquisitivo.

Por otro lado, Navarro aseguró que la Ciudad Autónoma "presiona" para que las calles de Melilla estén limpias, pero la empresa no contrata a más personal, por lo que los trabajadores tienen que cubrir "un distrito y medio". En este punto, la ugetista recalcó que es "prácticamente imposible" que los trabajadores puedan abarcar todas las zonas y que en ocasiones, se quedan calles sin limpiar, lo que ha llevado a que la empresa haya sancionado a empleados con suspensión de "tres días de empleo y sueldo".

Los sindicatos, que piden ser recibidos por la Ciudad Autónoma para abordar este asunto, explicaron que la Administración local va a prorrogar por dos años más el contrato con la UTE, pese a haber multado a la concesionaria de la limpieza por "no cumplir los servicios".