www.melillahoy.es

Iván Centenillo presenta en Granada su obra “Diario de un aprendiz de poemas”

Acto de presentación
Acto de presentación

El joven artista también se encargó de clausurar el acto en la Casa de Melilla en Granada con un recital flamenco

martes 30 de enero de 2018, 04:00h
La Casa de Melilla en Granada sigue con su programación cultural de la mano del melillense Juan Sánchez, y en esta ocasión llevó a la sede social a un joven amante del flamenco y de la poesía. Iván Centenillo, quien es actualmente uno de los jóvenes que más está centrando la atención de la afición al flamenco, según indicaba José Antonio García Pezzi, presidente de la Casa de Melilla en su presentación ante los socios.
Con más de doce años cantando flamenco este universitario dinámico y de carácter extrovertido, se gana al público en sus numerosas intervenciones. Su nombre suena en todos los circuitos y ha actuado en países como Francia, Italia, Marruecos, Bulgaria, Reino Unido, Dinamarca, Eslovenia, Holanda, Ghana o Japón.

Libro
Pero en esta ocasión su presentación en la Casa de Melilla en Granada fue para hacer público el libro al que se ha lanzado a escribir haciendo sus pinitos como poeta, "Diario de un aprendiz de poemas". En esta presentación fue José Antonio García-Pezzi quien hizo la misma, para seguidamente intervenir Paco Ayala, famoso editor, fotógrafo y poeta granadino, quien resaltó las excelentes condiciones de Iván. Este cerró la presentación con un vídeo con algunos de sus poemas, dio lectura a un par de los mismos y se sometió a las preguntas de los asistentes a la reunión.

Terminada la presentación del poemario, Iván Centenillo deleitó con su buen hacer como cantaor de flamenco, con su gran voz, acompañado a la guitarra por Lolo de la Encarna, gran maestro de estas artes. Comenzó con "Malagueña de la Peñaranda", rematado por dos fandangos de Gonzalo. Siguió con "Tangos de Granada", "Bulerías", rematando con "Tanguillos de Cádiz".

Interesante la jornada poética-musical la vivida en la Casa de Melilla en Granada, como quedó demostrado por el caluroso aplauso que dedicó el público asistente a Iván Centenillo.