www.melillahoy.es

Los vecinos de la Cañada se implican en la modernización de su barrio

Grandes y pequeños se sumaron a la iniciativa
Grandes y pequeños se sumaron a la iniciativa (Foto: Guerrero)

La plantación de ayer en esta barriada junto a Guelaya expuso la necesidad de atender más a los barrios periféricos y las ideas y necesidades de su población

domingo 04 de febrero de 2018, 04:00h
Con una temperatura envidiable para el mes de febrero y con un sol muy agradable, decenas de adultos y niños se pusieron mano a la obra ayer sábado para dar vida, con una operación de plantación de flora autóctona en la zona de la Cañada, a un paraje abandonado, junto a la acera por donde transitan diariamente cientos de personas de toda edad. Después de la limpieza solicitada a Medio Ambiente por los vecinos de Huerta Vega, se habilitó una zona suficiente para que acebuches, romero, lavanda o adelfas, puedan tomar el relevo de la basura y el escombro, que aún se amontona en un área demasiado grande la carretera de Hidúm.
Las plantas aromáticas se han sembrado en la parte superior de la pendiente y en la parte inferior, árboles que, si se les cuida suficientemente, darán sombra y frescor cuando el sol apriete. Todo, en un espacio que está recogido como zona verde en la ordenación urbana, pero que lleva años completamente olvidado.

Desde Guelaya se indica que tras la operación de ayer, los vecinos quieren preguntar a la Consejería de Medio Ambiente "qué lugar van a ocupar en los planes de limpieza a medio plazo en la ciudad, al tiempo que piden mucho más control y sanciones a las empresas y particulares que están diariamente utilizando como escombrera este espacio natural". "Nos cuentan que es muy fácil ver cómo pasan la rotonda de Hidúm los camiones llenos de escombro para la Cañada y vuelven vacíos. Y que cuando se denuncia, o bien no se persona nadie o ya llegan tarde”, señala la entidad ecologista.

Desde Guelaya "queremos mencionar expresamente la satisfacción que hemos sentido con la participación de tantas personas, especialmente niños, que quieren ser tan melillenses como cualquiera, contando con un entorno urbano verde, respetado y limpio".