www.melillahoy.es
Dramático suceso a varios legionarios

Dramático suceso a varios legionarios

Por Isabel Migallón

domingo 18 de marzo de 2018, 03:24h
Dramático suceso a varios legionarios
"Intrépidos reporteros siempre a la caza de una nueva noticia, sin escatimar esfuerzo alguno. Grandes redactores que plasmaban en sus páginas todo cuanto sucedía en la ciudad y sus alrededores. Así lo contaron ellos y tal cual vuelven a ser noticia."
El Telegrama del Rif de 13 de agosto de 1932
En el campo de tiro de Mar Chica explota una granada de fusil
Dos muertos y catorce heridos
Del campamento del Tercio en Tauima salieron ayer mañana, a primer ahora las compañías séptima y novena de la expresa unidad, mandadas, respectivamente por dos capitanes señores Valiente (don Fernando) y Carreras.

Las citadas fuerzas se dirigieron al campo de tiro de Mar Chica a fin de efectuar prácticas de tiro con granadas de fusil. A poco de dar comienzo las citadas prácticas se registró un gravísimo accidente a consecuencia del cual resultaron muertos dos soldados del tercio heridos el capitán Valiente y catorce soldados.

El accidente en cuestión lo originó la explosión de una de las granadas al tratar de ser lanzada de un fusil.

Inmediatamente pudo observarse que dos de los soldados que tomaban parte en el tiro llamados Casimiro José Juan y Antonio Rodríguez Serrano, habían resultado muertos a consecuencias de las gravísimas heridas en la cabeza al alcanzarles los casos de la granada que trataban de disparar, ocasionándoles enormes destrozos con salida de la masa encefálica.

El capitán don Fernando Valiente y los restantes heridos fueron trasladados a la enfermería del campamento del Tercio, donde de primera intención fueron curados por los capitanes médicos señores Valderrama y Lafuente, del Tercio y Regulares de Melilla, respectivamente.

Después en ambulancias de Sanidad fueron llevados al hospital militar en cuyo benéfico establecimiento fueron de nuevo asistidos por los médicos de guardia señores García Montoro y Loa y capitán médico jefe del equipo quirúrgico señor Madruga.

He aquí los hombres de los heridos con expresión de las heridas que sufrieron y pronósticos de éstas:
Graves: Corneta Manuel Bermúdez Pérez, herida con orificio de entrada a nivel del tercer espacio intercostal derecho sin orificio de salida. Legionario José Querol Vulce, herida en los cuatro miembros, cabeza y probable fractura del dedo pulgar de la mano izquierda.

Legionario Juan Espí, herida penetrante de torax, otra en la región maxilar izquierda, otra en el espacio del pectoral del mismo lado y múltiples heridas en ambos miembros superiores y otras diseminadas en todo el cuerpo.

Menos graves: Capitán don Fernando Valiente, heridas múltiples en el rostro, cabeza, ambos miembros superiores y región geniana derecha.

Legionario Cegarle Giodarno, heridas múltiples en el antebrazo izquierdo. Legionario Antonio Marín Pato, herida en la región toráxica abdominal y otra en el dorso del antebrazo izquierdo. Legionario Antonio López Díaz, herida en la región pelviana con desprendimiento parcial de bolsas y abundante hemorragia. Legionario Manuel Rodríguez, de heridas en diversas partes del cuerpo. Legionario Vicente López Herrero, de varias heridas y contusiones en diversas partes del cuerpo. Legionario Benigno Rojas, heridas múltiples en la cabeza tórax, abdomen y extremidades superiores.

Legionario Mayorari Víctor, heridas en la región superficial izquierda, tórax y miembros superiores. Legionario Pedro Rasión García, herida en el hipocondrio izquierdo y flexura del codo del mismo lado.

Leves: Legionario José Sánchez Ramos, heridas en la región cigomática derecha. Cabo, Juan Embarasis, herida en la región geniana.

Esta mañana se procederá a practicas la autopsia a los cadáveres de los infortunados soldados Casimiro José Juan y Antonio Rodríguez Estévez.

Tan pronto como tuvo noticias de lo ocurrido el general jefe de la Circunscripción señor García Boloix, se trasladó a Tauima para informarse de la forma que se había registrado el tráfico suceso. Le acompañaban el teniente coronel jefe de Estado Mayor señor Quero, ayudantes señores Pina y Mizzian, y capitanes de Estado Mayor, señores León y Galdeano.

Desde Tauima se trasladó el general señor García Boloix y los referidos jefes y oficiales al hospital militar donde estuvo visitando a los heridos con los que conversó, interesándose por su estado.

Con el mismo objeto estuvieron en el referido benéfico establecimiento el Comandante Militar coronel señor López Ruiz, el jefe de la agrupación de batallones coronel señor Solans, comandante señor Santos, y otros muchos jefes y oficiales.

Esta mañana, a las once, se verificará en el cementerio el acto de dar sepultura a los dos infortunados legionarios Casimiro José Juan y Antonio Rodríguez Serrano, muertos en actos del servicio.

Respondiendo a una invitación hecha por el general jefe de la Circunscripción el Ayuntamiento acordó anoche asistir en pleno al fúnebre acto.

De nuevo El Telegrama del Rif en su edición del día 14 publicaba nuevos datos:
Del desgraciado accidente en el campo de tiro de Mar Chica
Manifestación de duelo
Ayer a las once de la mañana tuvo lugar la conducción desde el hospital militar al cementerio municipal, de los cadáveres de los infortunados soldados del Tercio Casimiro José Juan y Antonio Rodríguez Serrano, muertos como es sabido, a consecuencia de la explosión de una granada ocurrida el viernes cuando las fuerzas de la séptima compañía de la tercera Bandera de la Legión realizaban ejercicios de tiro en las inmediaciones del campamento de Tahuima.

Frente al hospital se congregó enorme gentío, en el que tenían representación todas las corporaciones y entidades de la ciudad, con objeto de rendir un piadoso tributo a los desventurados legionarios muertos en el cumplimiento de su deber. Los féretros, que iban envueltos en la bandera nacional, fueron llevados a hombros hasta el cementerio, por los compañeros de los finados. Seguían soldados de la compañía antes mencionada, siendo portadores de monumentales coronas, viéndose otras iguales sobre los féretros.

Los vecinos del poblado de Tauima, también formaban parte de la fúnebre comitiva, ofrendando igualmente coronas a la memoria de los finados, yendo también otros soldados del Tercio con ramos de flores.

La presidencia del duelo estaba constituida por el general jefe de la Circunscripción señor García Boloix; Delegado Gubernativo señor Mellado; Alcalde accidental señor Gómez Morales; Juez de Instrucción señor Manzanares; teniente Alcaldes, señores García Vallejo y Navarro; Comandante de Marina accidental señor Ibáñez; Comandante Militar coronel señor López Ruiz; jefe de la Agrupación de batallones coronel señor Solans; y comandante del Tercio señor Bertomeu.

De la comitiva formaban parte, el Interventor regional, delegado del Alto Comisario señor Planas; Interventores civiles señores Domenech y Ferrando; concejales señores Bustos, Fernández de Castro, Aguilar, Pérez, Rutllant, Caro, Solís, Fius, Martínez González, Benchimol y Martínez, teniente coronel de Ingenieros señor Rolandi; teniente coronel de Artillería señor Botella; comandante jefe accidental de la Comandancia de Intendencia señor Santos; teniente coronel jefe del batallón número 3, señor Gómez de Nicolás; jefe de Estado Mayor teniente coronel señor Quero; ingeniero director de la Junta de Fomento señor Luxán; ingenieros señores Cajal, Herreros y García de Viana; jefes de Correos y Telégrafos señores Serra y López Fernández; jefe de Hacienda señor Landia; presidentes de la Cámara de Comercio y Unión Gremial señores Bustos y Marfil; presidente del Colegio de Agentes señor Marín; jefes y muchos oficiales francos de servicio. La oficialidad del Tercio y otras numerosísimas personas.

La banda de música de la Agrupación de batallones interpretó durante el triste acto severas composiciones. El paso de la comitiva por las calles de la ciudad, especialmente en la Avenida de la República, fue presenciado por compacta muchedumbre. El duelo se despidió en la plaza del Comandante Benítez.

Descansen en paz los desventurados legionarios.

Los heridos mejoran
Han experimentado bastante mejoría los heridos en la explosión. El capitán Valiente recibe muchas visitas de amigos y compañeros. El general García Boloix se ha interesado por el estado de los pacientes.