www.melillahoy.es

El Sagrado Corazón, cien años de una “iglesia viva con una historia particular”

El vicario Roberto Rojo, Maribel Pintos de la Fundación y la historiadora Isabel Migallón
El vicario Roberto Rojo, Maribel Pintos de la Fundación y la historiadora Isabel Migallón (Foto: Guerrero)

Ayer se iniciaron las visitas guiadas por el interior del templo para mostrar a los melillenses todo cuanto encierra la llamada iglesia del llano

domingo 13 de mayo de 2018, 04:00h
La historiadora Isabel Migallón afirma que el Sagrado Corazón es "una iglesia viva, con una historia particular y con historias personales" de todos aquellos que "han estado y están vinculadas a la iglesia". Ayer se iniciaron las visitas guiadas por el interior de un templo que sigue desvelando secretos que han permanecido ocultos a lo largo del tiempo, según el vicario episcopal Roberto Rojo y Maribel Pintos, presidenta de la Fundación Ciudad Monumental.
El vicario Roberto Rojo, que recordó que ayer se iniciaban las visitas guiadas al Sagrado Corazón, afirmó que "es una iglesia que tiene cien años pero es desconocida en muchos detalles". Incluso dijo que quienes promueven los actos del centenario, como son la Vicaría, la Ciudad Autónoma y entidades particulares, están descubriendo nuevos detalles de una iglesia que consagró San Manuel González.

Historia
Afirmó Rojo que el visitante se va a encontrar con un templo "no con tanta historia como la del Pueblo con 400 años de vida, pero sí con una de cien años", una iglesia que habla de una nueva etapa que nace en la Melilla que abandona los muros del casco antiguo y "se empieza a extender por el llano, de ahí que se la llamar primero como la iglesia el llano y más tarde, se la conociera como la iglesia de la vicaría".

Detalló que al margen de las visitas guiadas y la exposición que acoge el templo sobre su pasado, indicó que para este 16 de mayo se ha previsto una charla sobre la historia del Sagrado Corazón. El día 18, fecha del centenario en sí, "tendremos confirmaciones y tendremos una misa solemne". En concreto, se ha previsto para esta jornada un concierto, para continuar con la eucaristía y una vigilia que coincidirá con Pentecostés. "Será un encuentro interparroquial porque participan todas las realidades eclesiales de Melilla y daremos gracias por este templo que cumple cien años".

Por su parte Maribel Pintos, presidenta de la Fundación Ciudad Monumental, recordó que las visitas guiadas a la iglesia del Sagrado Corazón serán los sábados 12 y 19 de mayo (a las 11.00 horas) y los domingos 13 y 20 (a las 10.30 horas). La encargada de conducir los recorridos será la historiadora Isabel Migallón. Maribel Pintos aseguró que tanto el centenario como las visitas explicativas por el interior del templo, "es verdad que ha creado mucho interés entre los melillenses, y te preguntan por la historia de la iglesia, con lo que en parte se cumple uno de los objetivos que nos habíamos marcado para el centenario, que cuando el melillense o el foráneo entre en el Sagrado Corazón, conozca lo que significa cada símbolo".

Iglesia Viva
Manifestó Isabel Migallón que todo lo que ofrece el Sagrado Corazón "es importante o interesante, porque cada día se descubre más información". Migallón manifestó que como guía, se convierte en la voz "de un equipo de personas que lleva tiempo trabajando en recopilar toda la información posible sobre la iglesia".

Afirma que una cuestión que le llamara poderosamente la atención fue algo que le descubrió el propio vicario, es que "las imágenes de los arcos del interior del Sagrado Corazón, son sagrarios con cálices y ángeles, y eso lleva la impronta de San Miguel González", el obispo de Málaga y Melilla que dio el visto bueno a la iglesia y la consagró hace cien años. Además dijo que van aprendiendo "nuevos datos de altares y retablos del Sagrado Corazón, y otros que han desaparecido aunque formaron parte de esa historia". Aseguró esta historiadora que el Sagrado Corazón es "una iglesia viva, con una historia particular y con historias personales de todas las personas que han estado y están vinculadas a la iglesia, y por todo eso merece la pena conocerlo y darlo a conocer".

Migallón, con uno de los grupos de visitantes
Migallón, con uno de los grupos de visitantes (Foto: Guerrero)