www.melillahoy.es

BALONCESTO - FINAL LEB ORO

Alejandro Alcoba dirigiéndose a sus jugadores durante un tiempo muerto
Alejandro Alcoba dirigiéndose a sus jugadores durante un tiempo muerto (Foto: CMB)

Alejandro Alcoba: “Los aficionados fueron los que ganaron el encuentro”

El técnico del Melilla Baloncesto dedicó la victoria a Carlos Castañeda, socio fundador del club, fallecido el jueves

domingo 10 de junio de 2018, 04:00h
El míster azulón aseguró sentirse “muy contento con una victoria que se puso muy difícil y por lo que se vivió en el Pabellón Javier Imbroda”.
El técnico del Melilla Baloncesto, Alejandro Alcoba, comenzó su comparecencia de prensa, al término del encuentro del pasado viernes, agradeciendo a la afición su apoyo, tras convertirse, a su juicio, en pieza clave en el triunfo de los melillenses frente al ICL Manresa que situó el 2-1 en la serie final. Por ello, quiso darle “las gracias a los aficionados porque son ellos los que ganaron el partido. En el momento en el que nos hundimos y nos vimos diez puntos abajo en el marcador, ellos tiraron de nosotros. Así que solo podemos darle las gracias por la fuerza que nos dieron y, en especial, al C.D. Enrique Soler porque dieron una increíble nota de color al fondo”.
En lo estrictamente deportivo, el preparador melillense aseguró que fue “un partido en el que la ansiedad y la precipitación estuvieron por encima de los aciertos y de las buenas acciones”, aseguró.
Alejandro Alcoba analizando más profundamente el choque, reconocía que los suyos realizaron “cinco minutos sensacionales y ahí se nos apagó la luz. Fue un Cúmulo de desaciertos en los dos equipos. Ya en el tercero, el Manresa estuvo muy serio, nos costó atacar su bloqueo directo y su poste bajo. Y en el último, parecía que iban a romper el encuentro, dominando por completo, pero sacamos la raza, el coraje y simplificamos todo”. De igual modo, y en un aspecto más individual, cree que el decano confió en “un Kapelan que estuvo inspiradísimo”, contaron también con “un Mamadou Samb y un Fran Guerra atacando muy agresivos el rebote y con un Pablo Almazán excepcional en los últimos minutos”.
Ya sobre la prórroga, el entrenador azulón incidía en que “la dominamos desde el principio, con mucha seguridad en defensa, cerramos muy bien el rebote y tuvimos la claridad y el camino limpio para generar buenas situaciones de tiro”, resaltó.
En definitiva, aseguró sentirse “muy contento con una victoria que se puso muy difícil y por lo que vivió en el Pabellón Javier Imbroda”.