www.melillahoy.es

Formación e inversión, factores para que Lal la Buya se convierta en un proyecto viable

La consejera Mohatar y los invitados a visitar el taller de moda ética
La consejera Mohatar y los invitados a visitar el taller de moda ética

Profesionales como Modesto Lomba, Pepa Bueno, Moisés Castañeira o Sandra Ibarra apuestan porque esta iniciativa salga adelante

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El proyecto de moda ética Lal la Buya, que apadrina la Consejería de Cultura, ha concitado el interés de Modesto Lomba y Pepa Bueno de la Asociación de Creadores de Moda de España, de la modelo y presidenta de la Fundación Sandra Ibarra de Solidaridad Frente al Cáncer, de la modelo y cantante María Reyes y del diseñador Moisés Castañeira, que han incidido en la necesidad de que se lleve a cabo la formación necesaria para que las mujeres que participan en esta iniciativa de inserción laboral, pueda germinar y llegue a constituirse en un taller textil especializado en producciones pequeñas, algo muy necesario en estos momentos en nuestro país.
Modesto Lomba y Pepa Bueno de la Asociación de Creadores de Moda de España, mostraron ayer su apoyo a la consolidación de la iniciativa de cultura y desarrollo Lal la Buya que impulsa la Consejería de Cultura, sobre todo porque la entidad que aglutina a los más destacados diseñadores del país, entiende que los talleres textiles especializados en producciones pequeñas o medianas, son muy necesarios en España, a la vista de la recuperación que está experimentando el sector a nivel nacional. Este proyecto además contribuiría a la dignificación de la vida de las personas que forman el taller de costura. Por ese motivo, indicaron que para aspirar a la calidad máxima que se exigiría para poder ser un reclamo para diseñadores y distribuidores, es preciso incidir en la formación de las mujeres que participan en el proyecto. Entienden que sería acertado aprovechar el momento actual, en el que han desaparecido por completo las costureras y los talleres de este tipo y que obligan a recurrir a otros países, para apostar por recuperar esta profesión y lograr una producción textil netamente nacional.

También la modelo y cantante María Reyes, embajadora del proyecto Lal La Buya, apuesta por la formación como el camino para lograr la cualificación necesaria que avale la calidad de los productos que se puedan confeccionar en este taller de moda ética que es sin duda "un proyecto ilusionante". El taller cumpliría entonces con el objeto de crear empleo y contribuir a la inserción de un grupo de mujeres en riesgo de exclusión. La especialización animaría a los diseñadores a realizar encargos a este taller, algo que sin duda "crearía empleo e industria en Melilla"."Estamos aquí para hablar en Madrid de este proyecto, ser la voz, y buscar inversores para desarrollar este proyecto", dijo.

La modelo y presidenta de la Fundación Sandra Ibarra de Solidaridad Frente al Cáncer, también se ha interesado por este proyecto y dejó abierta la posibilidad de que el taller de moda ética de Melilla pueda ser elegido para la confección de prendas de su marca solidaria Kiss&Fly Solidary, que destina el 20% de la venta de artículos a proyectos de investigación contra el cáncer. Por ese motivo, incidió también en que es preciso adquirir la formación y cualificación necesaria por parte de las integrantes del taller, para que puedan elaborar productos que sean competitivos y se pueda conseguir el objetivo de contribuir a la inserción de estas mujeres.

Moisés Castañeira, diseñador de la primera colección que elaboró el taller y que se presentó en un desfile en Casa Árabe, señaló que se han recibido ya varios encargos y que es el germen del futuro despegue del taller textil. "La idea es seguir adelante, adquiriendo más formación", señaló.

La consejera de Cultura, Fadela Mohatar, que agradeció el apoyo de estas personalidades del mundo de la moda, señaló que se sigue trabajando de "forma discreta" con la intención de lograr la "viabilidad del taller", por eso los contactos que se siguen manteniendo en busca del respaldo que precisan.

Jornadas de Cultura y Desarrollo
Además ayer el teatro Kursaal acogió el desarrollo de las Jornadas de Cultura y Desarrollo que ha organizado la Consejería de Cultura y que apuestan por la potenciación de la cultura como vehículo de cohesión y desarrollo social. Para ello se proyectaron tres mesas redondas que profundizaron en cuestiones como las posibilidades de financiación de proyectos culturales a nivel nacional y transnacional, la cultura como factor estratégico de integración y apuesta en valor de los territorios, y la que abordó la cooperación al servicio de la cultura y el progreso, poniendo como ejemplo el proyecto Lal La buya.