www.melillahoy.es

La Ronda Solar inaugura el nuevo curso escolar del Grupo Scout de Melilla

El juramento
El juramento

Casi noventa chicos y chicas melillenses de entre 6 y 21 años se integran en las cinco secciones de la entidad

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Un año más, con la Ronda Solar el Grupo Scout de Melilla dio por iniciado de forma oficial el nuevo curso escolar. Los chicos y chicas de las cinco secciones se presentaron ante los responsables de la organización, deseoso de entrar de lleno en la programación de actividades que les llevará, a través del contacto con la naturaleza, a seguir aprendiendo valores como el respeto y la camaradería. El movimiento escultista busca "formar a ciudadanos útiles para la sociedad".
Según explicó Víctor Cerisola, coordinador del Grupo Scout Melilla, la inauguración del curso se realiza con la llamada Ronda Solar, un acto que se centra en la presentación de las secciones, de los scouters y culminar la jornada con un acto de convivencia con los padres, potenciando así un hermanamiento comunitario.

Valores
Indicó que en estos momentos el Grupo tiene las cinco secciones clásicas abiertas, grupos conformados por niños y niñas desde los seis a los 21 años que suman unas 85 personas: Castores, Lobatos, Unidad, Tropa y Clan y después, los Scouters.

Manifestó que en el movimiento escultista lo que se promueve es "formar a ciudadanos útiles para la sociedad". El sistema da libertad a los participantes a crecer como personas, guiándoles a aprender de los errores. "Pero además les inculcamos valores que tienen que ser reforzados en casa, como el respeto a la naturaleza o a las personas mayores, y a ser solidarios". Para ello a lo largo del año el Grupo Scout desarrolla una amplia programación de actividades para reforzar estas enseñanzas. En cuanto a novedades, indicó que este año se han producido cambios de los responsables al frente de las secciones. "Algunos scouters los hemos cambiado de sección, porque también es bueno para refrescarnos", dijo.

Manifestó que el Grupo melillense se mantiene de las cuotas de los padres, que es de 30 euros al mes. Una parte de ese dinero, además de ayudar a pagar seguros, alquileres, la cuota de ASDE, "un porcentaje elevado se va guardando para el campamento que organizamos en agosto en la península". Este ahorro hace posible que los padres sólo tengan que aportar unos 120 euros en vez los aproximadamente 400 que costaría reservar una plaza. "Además la Ciudad Autónoma nos subvenciona el transporte del campamento que es en barco y además el autobús. Sin la subvención todo sería más caro", añadió.

El acto contó con la presencia de la viceconsejera de Juventud, Isabel Moreno, así como de los padres de los jóvenes.