www.melillahoy.es

Aseguran que la bolsa de empleo está "bloqueada" al durar los contratos 180 días.- Piden cambiar a contratos de interinos de sustitución

Achor Ismael Mohamed asegura que las Navidades han sido un “caos” y el “40% de los contratos no se han podido realizar”
Achor Ismael Mohamed asegura que las Navidades han sido un “caos” y el “40% de los contratos no se han podido realizar” (Foto: GUERRERO)

Empleados de la Residencia de Mayores se echan a la calle por la falta de personal y los tipos de contratos

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Más de 40 empleados de la Residencia de Mayores y pertenecientes a la bolsa de trabajo de este servicio protestaron ante las puertas del centro que gestiona el Imserso. Los empleados, con el apoyo de UGT, solicitan mayor personal dada la cantidad de vacantes sin cubrir, en algunos casos desde hace más de tres años. Además, al ser la contratación del 90% del personal de la bolsa a través de contratos de obras y servicios, ésta está bloqueada dado que solo pueden ser contratados un máximo de 180 días. Es por ello, que piden cambiar el tipo de contrato a uno de interino de sustitución.
Achor Ismael Mohamed, miembro de la Federación de Servicios Públicos de UGT, denunció la falta de personal existente en la Residencia de Mayores de diferentes categorías causada por la ausencia de cobertura de diversas vacantes que no se han cubierto.

En total son 15 vacantes de auxiliares de enfermería, 5 de camareras limpiadoras, una terapeuta desde hace tres años, una trabajadora social desde hace más dos años y una vacante de un médico desde hace tres años.

Mohamed apuntó que la forma de cubrir parte de estas plazas por parte del Imserso, concretamente las de los técnicos de cuidados y auxiliares de enfermería o socio sanitarios, es "totalmente errónea para satisfacer las necesidades y cuidados de los usuarios".

La institución sanitaria hace uso de los contratos de obras y servicios, que se circunscriben a las circunstancias de la producción, y el centro cuenta con una plantilla de 160 personas que tiene que ser sustituida cuando ejercen su derecho a los días de asuntos propios, licencias o permisos.

Dichos contratos, advierte Mohamed, tienen una limitación de un máximo de 180 días en un año y la mayoría de las 190 personas de la bolsa de trabajo lo tienen "al menos el 90 por ciento", por lo que no pueden volver a ser contratados y la bolsa se queda "bloqueada".

El dirigente sindical recuerda que lleva años reclamando a la administración para que cambie el tipo de contrato a uno de interino de sustitución, con el fin de que no tengan ningún tipo de limitación en el tiempo. Sin embargo, esta señala que Intervención no permite otro tipo de contratos que no sean estos, que según Mohamed, están pensados para tareas administrativas y no asistenciales sanitarias.

Y es que actualmente, según indicó Mohamed, dichos contratos son de 7 a 14 días y para cubrir una vacante, se realizan varios contratos de este tipo durante todo el año. El dirigente sindical de UGT no comprende que no hagan este tipo de contratos cuando el presupuesto para éstos ya está consignado en las cuentas nacionales, e impide que los trabajadores que son contratados por obras y servicios puedan trabajar más allá de 180 días.

Es por ello, que niega que se trate de falta de personal de la bolsa de trabajo, la cual ha sido ampliada hasta en dos ocasiones en el último año, en mayo y en diciembre.

Problemas en Navidad
Por ejemplo en la última ocasión en Navidad, los 123 contratos que necesitaba el centro para cubrir las vacaciones, se han convertido en más de 250 contratos dado que los que ocupan más de 14 días ha habido que repartirlos en "cachitos" para "no cubrir los 180 días".

Mohamed apunta que las Navidades han sido un "caos" y más de un "40% de los contratos no se han podido realizar", algo que trasladó a la Dirección Provincial del Imserso.

No a la privatización
El representante sindical critica que el "hermano huérfano" del Estado de Bienestar es la "política de la Ley de Dependencia" dado que "ni se dota de personal, ni de material". En este sentido, advierte de que los centros relacionados con la atención a dependientes "están siendo privatizados" tanto en la ciudad, como es el caso del Centro de Grandes Dependientes y la gestión de Eulen, como en otras partes del Estado, agregó Mohamed.

El dirigente sindical mostró su rechazo a las políticas de privatización y apuesta por que las plantillas de personal pública "sean necesarias y suficientes" para atender a unos usuarios que se la tienen "más que ganada por su cotización a la Seguridad Social".