www.melillahoy.es
Zona en la que, según lamentan, se dan varios conflictos de carácter vial
Ampliar
Zona en la que, según lamentan, se dan varios conflictos de carácter vial

Los vecinos de la Carretera de Hidum reclaman más seguridad vial en la zona

Se quejan de semáforos que “parecen estar puestos al azar” y de infracciones de conductores que estacionan en doble fila

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Según lamentan a MELILLA HOY los vecinos de la Carretera de Hidum, la Ciudad Autónoma no está haciendo todo lo posible por garantizar la seguridad vial en la zona. Sostienen que, entre la rotonda sita entre Ibáñez Marín y la Carretera de Hidum hasta el colegio León Solá se dan una serie de problemas que podrían terminar en “tragedia”. Por un lado, por unos semáforos que aseguran que no se respetan y que, además, poco ayuda al tráfico. Por otro lado, por la cantidad de vehículos que estacionan en doble fila. Por ello, piden más vigilancia policial en la zona,
Los vecinos de la Carretera de Hidum piden a la Ciudad Autónoma que se haga cargo de los problemas de circulación vial que tienen lugar en la zona y que, según sostienen, pueden terminar en "tragedia" si no se solucionan con prontitud. En declaraciones a MELILLA HOY, lamentan que desde la rotonda sita entre Ibáñez Marín y la Carretera de Hidum, hasta el colegio León Solá, existen "dos problemas que dificultan seriamente la seguridad y el buen uso de la vía".

Según indican, los semáforos ubicados en esa zona suponen más un conflicto que una alternativa para asegurar el buen tráfico. Por un lado, porque los conductores, sostienen, "se los saltan a la ligera, poniendo en peligro a los peatones y al resto de conductores, máxime teniendo allí un colegio". Por otro lado, indican que dichas señales parecen estar puestas 'al azar'.
"Si un vehículo baja en dirección Ibáñez Marín, puede franquear el semáforo abierto y como el cruce se encuentra a aproximadamente 50 metros, encontrarse con que el otro semáforo ya está abierto y salen vehículos desde la calle Cabo de Agua. Si sales de esa calle y giras a la izquierda, el semáforo que se encuentra en el paso de peatones, casi nunca hay nadie, está rojo, cuando debería estar parpadeando en ámbar. Cuando este semáforo abre, los que van en dirección a la Cañada tienen el semáforo en verde y los que van en dirección contraria, lo tienen en ámbar parpadeante, con la contradicción que ello supone", explican.

Además, los vecinos resaltan que muchas personas estacionan en doble fila para acudir a los comercios de la zona. "Este problema llega a su plenitud en el horario de salida" del León Solá, denuncian. "A esa hora punta, se mezclan conductores que no respetan los semáforos, triple fila de vehículos estacionados en los establecimientos, coches que tienen que invadir el carril contrario por más de treinta metros y niños corriendo de un lado para otro", explican los vecinos.

Evitar una tragedia
Los vecinos de la Carretera de Hidum se quejan de que, en cualquier momento, puede ocurrir “un hecho tan lamentable como el que se dio el pasado día 5 en la calle México”, donde perdió la vida el melillense Carlos Huelin tras ser atropellado por un conductor.

Como alternativa, piden a la Ciudad Autónoma que la zona esté vigilada por agentes de la Policía Local, para que garanticen el buen funcionamiento del tráfico.