www.melillahoy.es
La polémica del escrito se ha producido en las redes sociales
Ampliar
La polémica del escrito se ha producido en las redes sociales

Los Verdes también exigen que no se invite más a Pérez Reverte por “islamófobo”

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El presidente de Los Verdes, Toni Roderic, ha señalado que la reciente polémica protagonizada por el escritor Arturo Pérez Reverte en las redes sociales, donde ha llegado a comparar el velo islámico con la esvástica nazi o con el Ku-Klux-Klan y que "ha sido jaleado por la extrema derecha española en general y con los islamófobos en particular nos exige, y más en Melilla, un posicionamiento radical" y por ello pide que no se le invite más a la ciudad a dar conferencias o charlas, como han hecho CPM e Intercultura.
Desde Los Verdes de Melilla "consideramos que las declaraciones de este peculiar personaje no hacen otra cosa que fomentar el odio hacia los musulmanes españoles y sobre todo hacia las musulmanas que, en un ejercicio legal de su libertad, optan por usar el hiyab".

Toni Roderic, presidente de La Federación de Los Verdes de España, ha manifestado que "las posturas islamófobas de Pérez Reverte no son nuevas, y en Melilla las conocemos bien desde los tiempos de Manuel Céspedes como delegado del gobierno, en las que se hospedaba en la Delegación cuando venía a Melilla a seguir los hechos de los años 80, en los que manipulaba las crónicas para TVE en contra de los musulmanes de la ciudad".
"Pero es que además, Pérez Reverte ha sido condenado por los tribunales por plagio en abril del 2011, y eso ya sería suficiente para que los estamentos universitarios, culturales y oficiales de Melilla no se gastaran nuestro dinero en promocionar a este personaje, y más cuando se están atacando derechos fundamentales, como son el derecho a la imagen y al honor, suponiendo además un claro ataque a la dignidad de la persona" señaló el Presidente de Los Verdes.

Para el responsable de la formación política extraparlamentaria en la ciudad "los escritos de Pérez Reverte no hacen otra cosa que fomentar la obsesiva mirada al cuerpo de las musulmanas y su forma de vestir, como signo rancio del etnocristianismo y que viene siendo, desde el siglo XIX, la excusa para marginar, oprimir y controlar la libertad de las mujeres, sin entender -porque no quieren hacerlo- que la vestimenta de las musulmanas carece de simbología religiosa porque no hay cabida a los símbolos religiosos en el islam", ha indicado Roderic.
"Tenemos que recordar que el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos dice que toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión. Este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia", denunció Toni Roderic.