www.melillahoy.es

BALONCESTO - COMPETICIÓN

San Pablo Inmobiliaria Burgos
San Pablo Inmobiliaria Burgos (Foto: C.B. Miraflores)

San Pablo Inmobiliaria Burgos y Gipuzkoa presentan la documentación para jugar en la Liga Endesa

Ambos clubes han abonado las cantidades necesarias y ahora la ACB debe aprobar sus ascensos

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

La ACB revisará en los próximos días la documentación presentada por Gipuzkoa Basket para comprobar si cumple todos los requerimientos y, tras el abono de las cantidades necesarias ya cumplimentado por el club donostiarra, la Asamblea de la entidad ratificará, en su caso, su admisión como nuevo socio.
La ACB explicó, en un comunicado, que “al igual que hizo el pasado viernes el C.B. Miraflores (San Pablo Inmobiliaria Burgos), el Donosti Gipuzkoa Basket Club ha culminado el proceso de presentación en la Asociación de Clubes de toda la documentación y el aval requerido para hacer efectivo su ingreso en la competición profesional dentro del plazo establecido por la Asamblea General”.
Entre la documentación presentada por el club donostiarra, campeón de la LEB Oro y con derecho de carácter deportivo para acceder a la ACB, “destaca la auditoría de cuentas, un presupuesto superior a los dos millones de euros, que es el mínimo exigido, y la composición del órgano de administración de la sociedad”.
La ACB aclara que el club guipuzcoano ha presentado el aval por el “valor de participación”, consistente en 404.021 euros más IVA, en su primera cuota, tras la reciente aprobación de estas condiciones por la Asamblea General de forma acordada con la Federación Española y el Consejo Superior de Deportes.
El “valor de participación” total, de 1.616.084 más IVA, “se debe abonar en partes alícuotas a lo largo de cuatro temporadas, siempre y cuando el equipo permanezca en la Liga Endesa, y en caso de descenso el club tendrá derecho a la devolución del montante aportado”, señala el comunicado. En el caso de que la documentación presentada por Gipuzkoa Basket cumpla “todos los requerimientos establecidos”, la Asamblea General que se celebrará el próximo 20 de julio “ratificará su inclusión en la competición profesional” y pasará a ser considerado club ACB “a todos los efectos”.
La entidad donostiarra difundió un comunicado en el que informó de su solicitud de inscripción en la Liga Endesa 2017-2018, después de sus conversaciones con la Diputación Foral de Gipuzkoa, que ampliará su ayuda económica para que ello sea posible. El ente foral aportará hasta 700.000 euros en concepto de patrocinio y compromete la misma cantidad para el ejercicio 2018, pagos que según el club “permiten asumir los costes del ascenso e inscripción” en la máxima categoría del baloncesto español. El San Pablo Inmobiliaria Burgos también ha presentado la documentación y ha abonado todas las cantidades necesarias para inscribirse en la Liga Endesa.
Por su parte, el Betis Energía Plus ha formalizado su inscripción para competir la temporada próxima en la LEB Oro, una vez comprobado que son remotas las opciones de salvar la categoría en los despachos tras las inscripciones en la ACB de las franquicias San Sebastián -Donosti GBC SKE- y Burgos -C.B. Miraflores-.
El club sevillano no ha emitido ningún comunicado oficial desde hace más de un mes, aunque fuentes próximas a su directiva aseguran que todavía conserva alguna esperanza de mantenerse en la máxima categoría del baloncesto nacional si la ACB considera que donostiarras o burgaleses incumplen algún requisito. Como penúltimo clasificado de la pasada liga, el Betis Energía Plus es el primer equipo en la lista de espera para ser repescado en caso de defección de algunos de los participantes.
La Aociación de Clubes ha comunicado que “procederá de inmediato a examinar la documentación” presentada por los dos clubes ascendidos para “comprobar si cumple todos los requerimientos establecidos”, en cuyo caso “será la Asamblea General” del próximo día 20 la que ratifique su inclusión en la máxima competición del baloncesto nacional.
El Betis Energía Plus apurará otra posibilidad, igualmente remota, para mantenerse en la Liga Endesa, pues propondrá que el número de participantes se amplíe de 17 a 18 durante la próxima campaña, medida que cuenta con el rechazo de los clubes más importantes de la asociación.