www.melillahoy.es
Emoji, la película

Emoji, la película

Por Ana de la Rosa

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Director: Anthony Leondis. Animación
Comencemos recordando para los más jóvenes lo que era la comunicación telefónica hace poco más de cincuenta años. Tener en casa un teléfono no era cosa que pudieran permitirse todas las familias. Aparte del gasto económico, había que solicitar su instalación a Telefónica (que, como otras muchas empresas, poseía el monopolio para el territorio nacional) y esperar bastantes meses hasta que la Compañía atendía tu petición (eran líneas fijas, por cable, y el retraso se debía a la infraestructura de la zona).

Una vez en casa el aparatito (por aquel entonces negro, con el tiempo se fueron innovando modelos y colores), hablar con otra provincia (¡no digamos con otro país!) era una auténtica odisea: se marcaba el 006 y respondía una empleada de Telefónica, a quien le solicitabas la comunicación. Esto llevaba su tiempo, dependía de lo colapsadas que estuvieran las líneas y hasta de las condiciones atmosféricas.

Con los años y el avance tecnológico se asignó un prefijo a cada provincia y las llamadas pasaron a ser automáticas, sin intervención de señorita operadora. Poco después, llegó la telefonía móvil, dando pasos de gigante, sacando al mercado nuevos productos poco menos que cada quince días, con incorporación de toda clase de aplicaciones. Ahora, con un simple gesto, podemos comunicarnos con gente de la que nos separan idiomas, fronteras, océanos… todo el mundo sabe lo que significa. Los sentimientos y estados de ánimo que, hasta hace poquísimo tiempo, expresábamos verbalmente o mediante escritura, se han convertido en unos cuantos estereotipados símbolos.

Emoji la película nos desvela el mundo secreto, desconocido hasta ahora, que se esconde en el interior de nuestros smartphones. En el teléfono móvil de un adolescente llamado Alex, oculta en la aplicación de mensajería, se halla Textópolis, una bulliciosa ciudad donde viven nuestros emojis, con la esperanza de que sean elegidos por el usuario del móvil.

En este mundo, cada emoji no tiene más que una única expresión facial, están pensados para ser sólo una cosa, esa exclusiva emoción que se supone que expresan, independientemente de cómo puedan sentirse por dentro. Excepto Gene (Quim Gutiérrez), un eufórico emoji que nació sin filtro y rebosante de múltiples expresiones, lo que hace que todo le vaya mal. Decidido a convertirse en "normal", como todos los demás emojis, Gene pide ayuda a su amigo Choca esos 5 (Carlos Latre) y a la emoji con fama de criptógrafa Rebelde (Macarena Gómez), que promete que puede arreglarle si consiguen llegar hasta la Nube. Juntos, emprenden una épica "app-ventura" por las aplicaciones, cada una de las cuales es todo un mundo alocado de diversión, para encontrar el código que permita arreglar a Gene. Entre otros muchos obstáculos, tendrán que vérselas con Sonrisas (Úrsula Corberó), jefa de Textópolis, y con Caca (Mario Vaquerizo), uno de los emoji más utilizados. Pero, cuando un peligro mayor amenaza al móvil de Alex, el destino de todos los emojis estará en manos de estos tres insólitos amigos, que deberán salvar su mundo antes de que lo borren para siempre.

El director Tony Leondis comenzó su carrera haciendo storyboards para el primer filme de Dreamworks Animation, "El príncipe de Egipto" (1998), a la que siguió "El Dorado" (2000) y "Shrek" (2001). Pasó a trabajar como artista de storyboard en Disney Feature Animation, hasta que tuvo la oportunidad de coescribir y dirigir "Lilo & Stitch 2" (2005)", premiada con el Annie a la mejor película directa a DVD. Leondis también fue nominado ese año como guionista por "El emperador y sus locuras 2: La gran aventura de Kronk". Su debut como director cinematográfico fue "Igor" (2008), para MGM y el corto ganador del premio Annie de DVD, "Kung Fu Panda 2: Secrets of the Masters" (2011).

Leondis es creador de la historia y guionista de Emoji la película junto con Eric Siegel. En el guión también ha participado Mike White. Tony Leondis ha puesto voz a los emojis Escoba y Risa, en la versión original. El personaje de Gene se creó pensando en T.J. Miller, que le pone voz en la versión original. Según Leondis; "Es tan efervescente, tan expresivo, tan lleno de vida, es imposible contenerlo. Es una bomba de relojería de energía, entusiasmo, risa y emociones… Disfruta la vida y con la gente. Y así es como veo yo a Gene, como una persona amable y expresiva". James Corden ayudó al equipo responsable del proyecto a dar vida a su personaje, Choca esos 5.

El mundo del interior del móvil de Alex está lleno de cameos. Sofía Vergara interpreta a Flamenca. Christina Aguilera es Akiko Glitter, la presentadora de baile más guay y extravagante. La aplicación de piratería es como un bullicioso bar de piratas al que los malos van a divertirse: trols de Internet, troyanos, virus y toda clase de criaturas desagradables. Allí nos encontramos a Jeff Ross -conocido por su labor en el canal de humor Comedy Central, que le ha valido el ficticio título de "Roastmaster General"- interpretando a un repelente y desternillante trol de Internet. Spam, que pasa el rato intentando distraer a Gene y Choca esos 5 con ofertas y descuentos en infinidad de cosas inútiles que no necesitan.

El aspecto y el diseño de Emoji la película, es obra del diseñador de producción Carlos Zaragoz. Tanto él como Leondis, colaboraron estrechamente con el supervisor de efectos visuales David Alexander Smith para conseguir el aspecto final..

Zaragoza,, jefe del departamento artístico y responsable de idear el aspecto de todo lo que aparece en la pantalla, comenta que, aunque un filme sobre emojis podría parecer algo extraído del momento actual, los animadores se inspiraron en algunas de las referencias más antiguas de la animación: "En última instancia, estamos dando vida a objetos, comida, notas musicales... así que, para mí, se trataba de volver a los cortos de animación de la década de 1930, en los que todo estaba animado, los objetos tenían vida. Esa es una de mis épocas favoritas de la animación, así que estaba encantado de poder trabajar en algo similar". Considera que su mayor reto fue dar vida tridimensional y expresiva a más de trescientos emojis, que son algunos de los diseños más simples que existen.

Para dar vida a un emoji como Gene, hacerlo expresivo sin perder su esencia, el equipo comenzó por lo más sencillo, aumentando poco a poco el nivel de complejidad. "Empezamos con un diseño gráfico muy simple, que parecía básicamente un emoji normal", comenta Zaragoza. "Queríamos ver exactamente cuáles eran las limitaciones, en expresión y emoción. Partiendo de eso, fuimos haciéndolo más versátil, más tridimensional, más capaz de moverse y ser animado". Después, se dio el paso de hacerlo único: su mirada, expresión, el aspecto interior de su cuerpo.

Otro ejemplo es Choca esos 5 que no es más que el pictograma de una mano, es de trazo muy simple pero es un tipo gracioso que tiene que pelear, correr, saltar, hacer acrobacias... El diseño fue una combinación de exploración por parte de los animadores y los diseñadores de personajes, mientras se les ocurría un personaje versátil que pareciera tan complejo como un humano en muchos aspectos. Se le dio movimiento a los dedos como si fueran extremidades extra.

El equipo de Zaragoza también fue responsable del aspecto de Textópolis y cada una de las aplicaciones por las que pasan Gene, Choca esos 5 y Rebelde. "En diseño, a veces enseñas a los espectadores algo familiar de una forma que no han visto antes para captar su interés. Eso es lo que hacemos con Textópolis", explica Zaragoza. Y para la ciudad surrealista y absurda que existe dentro del móvil, ¿qué mejor inspiración que Los Ángeles? Además de otros espacios, de la ciudad de Los Ángeles, también sirvió de inspiración la señalización de sus calles y los gigantescos letreros.

Cuando los personajes salen de Textópolis, atraviesan varias aplicaciones, la mayoría de ellas son las que muchos utilizamos cada día: Candy Crush Saga, Dropbox, Instagram, Just Dance, Spotify, Twitter, WeChat y YouTube. Cada aplicación debía tener un aspecto único y diferente, pero al mismo tiempo parecer que formaban todas parte del móvil. La aplicación de piratería, a la que van Gene y Choca esos 5 para localizar a Rebelde, se inventó para la película dándole un gran contraste con Textópolis.

El clímax de la película se produce cuando los personajes llegan al firewall, el punto de acceso que los conducirá al código que están buscando. El firewall es un gran muro de fuego, para mantener la conexión con los demás mundos está hecho de vóxeles (píxeles tridimensionales) que lo recorren de arriba abajo y lo atraviesan.

El 17 de julio pasado, con motivo del Día Mundial del Emoji, Sony Pictures lanzó la nueva app Emoji Challenge, completamente gratuita, que permite crear tu propio acertijo o quiz en base a los personajes de la película y enviarlo a tus amigos y/o compartirlo con tu comunidad en redes sociales. Además, Emoji Challenge permite disfrutar de dos modos de juego donde hay que agudizar el ingenio para adivinar los más de cuatrocientos retos que tiene preparados. El modo Speed pone a prueba la agilidad y velocidad para teclear las respuestas de todos los acertijos en un tiempo limitado. El modo Normal sirve de entrenamiento para el modo Speed. La aplicación está disponible tanto en Android como en iOS. Los participantes de Emoji Challenge pueden retar a todo el mundo para conseguir puntos y ganar premios de "Emoji La Película".

Con motivo del Día Mundial del Emoji, los fans de todo el mundo lo celebraron estableciendo el primer título de Guinness World Records para la mayor reunión de gente disfrazada de emojis simultáneamente en distintos lugares del mundo. En Madrid, los emojis protagonistas de la película se dieron un paseo por lugares icónicos de la ciudad como la Puerta de Alcalá, El Palacio Real y la Gran Vía.