www.melillahoy.es

En esta ocasión, se ha firmado un convenio entre la Consejería de Cultura y el centro Divina Infantita

Natalia Díaz pone en marcha el Proyecto NANA para menores tutelados por la Ciudad Autónoma

Las niñas de la Divina Infantita escenificaron en marzo “De corazón a corazón”
Las niñas de la Divina Infantita escenificaron en marzo “De corazón a corazón”

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Se acaba de establecer una colaboración entre la Ciudad Autónoma, que aportará 60.000 euros y el centro Divina Infantita para el desarrollo del provecto NANA, el musical intercultural. El proyecto que será extensible también a los centros “Gota de Leche” y “Purísima” finalizará el próximo abril con la representación del espectáculo dirigido por Natalia Díaz que cuenta ya con demostrada trayectoria en este tipo de actividades según señaló a MELILLA HOY la consejera de Cultura, Fadela Mohatar.
Se trata de un proyecto que dirige Natalia Díaz encaminado a trabajar la expresión corporal, la música, las emociones y la literatura a través de una metodología que provoca importantes cambios en los niños tutelados , entre los que destaca el incremento de la autoestima.

Antecedentes
Este tipo de proyectos contaron en sus inicios con el apoyo para su desarrollo del Instituto de las Culturas. De hecho, se materializó por entonces en los cuentos musicales que fue el primer proyecto que se llevo cabo y que contó con la participación de 70 niños tutelados por la Ciudad Autónoma que se encontraban en el Centro Asistencial Gota de Leche.

La segunda experiencia de este tipo se denominó "De corazón a corazón", y en este caso intervinieron niñas de la Divina infantita. "Está el trabajo y la confianza que tenemos en la metodología que aplica para lograr los objetivos previstos, la directora del proyecto, Natalia Díaz y su equipo que junto a Cultura cuenta además con la colaboración de las Consejerías de Educación y Bienestar Social”, apuntó Fadela Mohatar, quien también anunció que la pretensión es que el proyecto se extienda a todos los centros de acogida bajo la denominación de nanas musicales.

Los resultados del proyecto se harán visibles con la escenificación de un espectáculo final que posiblemente se presente en el mes de marzo de 2018.

Mohatar concede una gran importancia a los cambios que experimentan los niños tutelados al entrar en contacto “con el arte y la música y la expresión corporal a través del trabajo de Natalia Díaz como quedó demostrado en su día con el espectáculo De corazón a corazón ”.