www.melillahoy.es

Cine

Churchill

Por Ana de la Rosa

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Churchill
Director: Jonathan Teplitzky. Intérpretes: Brian Cox, Miranda Richardson, John Slattery, Julian Wadham
Churchil es la historia no contada del líder británico más famoso de todos los tiempos. Narra la verdadera naturaleza de su estatus de héroe durante el período de la Segunda Guerra Mundial y nos descubre la fuerza de su mujer, Clementine, su espina dorsal y su mejor confidente.

Junio de 1944. En un lugar secreto del sur de Inglaterra, las fuerzas aliadas han concentrado un millón de soldados con el fin de invadir la Europa ocupada por los nazis. Esperan la decisión del primer ministro inglés Winston Churchill (Brian Cox) sobre el ataque y el desembarque.

Detrás de la figura legendaria y de los grandes discursos, hay un hombre que ha sido ridiculizado políticamente, al que se le han achacado desastres militares y que tiene problemas de habla. Una personalidad impulsiva, que a veces es demasiado dominante, que puede ser temeroso, obsesivo y agresivo. Con mucho miedo de repetir los errores que cometió durante la Primera Guerra Mundial en las playas de Galípoli (donde murieron quinientos mil soldados), agotado por los años de guerra, acosado por una depresión y obsesionado con la idea de alcanzar una gran estatura histórica, que no ha olvidado el rechazo que su padre sentía por él. Agotado por los años de guerra y con una depresión en ciernes, Churchill es la sombra del héroe que resistió los bombardeos de Hitler. Si el desembarque del Día D fracasase, le aterra la idea de ser recordado como un artífice de matanzas.

Churchill también tiene que enfrentarse a la crítica constante de dos oponentes políticos: el general Eisenhower (John Slattery), comandante en jefe de las fuerzas aliadas, y el mariscal Montgomery (Julian Wadham), que se sienten cada vez más frustrados por los intentos de Churchill de detener la invasión. El rey Jorge VI (James Purefoy) se ve obligado a intervenir. Únicamente el apoyo inquebrantable de su esposa Clementine (Miranda Richardson), puede detener el colapso físico y mental del primer ministro.

La historia de Churchil está basada en el guión original de la historiadora británica Alex von Tunzelmann, que hace su debut en el cine. Von Tunzelmann es autora de ensayos sobre historia del siglo XX que han cosechado un gran éxito: "Indian Summer" (2007), "Red Heat" (2011) y "Blood & Sand" (2016). También está detrás de la columna "Reel History", del periódico The Guardian en el que se valora la fidelidad y precisión de las películas históricas. En 2015, los artículos se publicaron en una recopilación titulada Reel History. También es autora del guión de "Los Medici: señores de Florencia", producida por Netflix en 2016. El escritor y director Jonathan Teplitzky nació en Sidney, Australia, que ha trabajado tanto en cine como en televisión.

Su primer largometraje, "Mejor que el sexo" (2000), para el que también escribió el guión, inauguró el Sydney Film Festival y fue seleccionado en los festivales de Cannes, Toronto, Telluride, Londres y Nueva York; fue nominado a ocho premios AFI, incluyendo Mejor Película, Mejor Director y Mejor Guión. "El desquite" (2003) inauguró el Brisbane International Film Festival, obtuvo el Premio del Público en el Hawaiian International Film Festival y Mejor Película del Año del Empire Magazine, fue nominada a catorce Premios AFI. Burning Man (2010), de la que fue director, guionista y coproductor, fue seleccionada en el Festival de Toronto de 2011 y ganadora del premio AWGIE al Mejor Guión Original (2011). En 2012 dirigió "Un largo viaje".

Para televisión, ha dirigido "Spirited" (2009), temporadas II y III. "Spirited 2" (2011). "Rake" (2014), dos episodios. "Broadchurch 2" (2014), una temporada. "El fin de un imperio" (2015), una temporada. "Marcella" y "Will" (2016), una temporada en cada una de ellas. De Winston Leonard Spencer Churchill pueden hacerse cientos de películas diferentes. Nació en el palacio de Blenhein, en Londres, el 30 de noviembre de 1874; hijo de lord Randolph Churchill, duque de Marlborough, y de la estadounidense Jennie Jerome. Se casó el 2 de septiembre de 1908 con Clementine Hozier, una brillante mujer de gran belleza. Anteriormente, se había declarado a la actriz Ethel Barrymore, quien le rechazó. Tuvieron cinco hijos: Diana, Randolph, Sara (que actuó con Fred Astaire en la película "Royal Wedding"), Marigold (fallecida en su infancia) y Mary.

Su infancia la pasó estudiando en internados. En 1893, al tercer intento, ingresó en la Real Academia de Sandhurst. Con 21 años, se alistó en el 4º Regimiento de Húsares, estacionado en Bangalore, India. En 1895 marchó a Cuba para observar el combate entre las tropas españolas y los rebeldes. El periódico The Daily Graphif financió el viaje a cambio de sus artículos. Regresó a la India cuando estalló la rebelión Pastún.. Consiguió unirse al ejército de Horacio Kitchener durante la campaña para reconquistar Sudán, trabajando al mismo tiempo como corresponsal del The Morning Post. En octubre de 1899, es enviado por el The Morning Post como corresponsal para cubrir la Segunda Guerra Anglo-Bóer , en Sudáfrica. Fue hecho prisionero por los bóeres, consiguiendo escapar y llegar a la actual Maputo , desde donde se fue a Durban para unirse al ejército del General Redvers Buller, que intentaba liberar las ciudades de Ladysmith y Pretoria.

En política, estuvo en primera línea durante cincuenta años. Antes de la Primera Guerra Mundial, fue presidente de la Secretaría de Estado de Comercio, ministro de Interior y Primer Lord del Almirantazgo como parte del gobierno liberal de H. H. Asquith. Durante la guerra, continuó como Primer Lord del Almirantazgo hasta el desastre de la batalla de Galípoli, que motivó su salida del gobierno. Después sirvió un breve tiempo en el frente occidental como comandante del 6.º Batallón de los Fusileros Reales Escoceses. Regresó al gobierno como ministro de Armamento, secretario de Estado de Guerra y secretario de Estado del Aire. Tras el conflicto mundial, ocupó el cargo de Ministro de Hacienda en el gobierno conservador de Stanley Baldwin entre 1924 y 1929, donde tomó la controvertida decisión de devolver la libra esterlina al patrón oro, como en la paridad anterior a la guerra, lo que muchos consideraron una presión deflacionaria sobre la economía del Reino Unido. Igual de polémica fue su oposición al incremento de la autonomía de la India y su resistencia a la abdicación de Eduardo VIII en 1936.

Aunque permaneció fuera de la política en la década de 1930, lideró la alerta sobre el peligro de Hitler y la campaña para el rearme. Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial , fue nombrado de nuevo Primer Lord del Almirantazgo y, tras la dimisión de Neville Chamberlain el 10 de mayo de 1940, se convirtió en primer ministro. Su firme negativa a aceptar la derrota, la rendición o un acuerdo de paz, ayudó a inspirar la resistencia británica, en especial cuando el Reino Unido se quedó solo en su firme oposición y en la guerra contra la Alemania nazi. Se destacó por sus discursos y programas de radio que ayudaron a inspirar al pueblo británico. Churchill lideró la oposición cuando su partido perdió las elecciones generales en 1945. En 1951 volvió a ser primer ministro, hasta su retiro en 1955. A su muerte, en 1965, la reina Isabel II le concedió el honor de un funeral de estado. Churchill es recordado como uno de los hombres más influyentes en la historia del Reino Unido.

Aparte de su carrera militar y política, notable estadista y orador, Churchill fue un gran escritor. Como periodista, fue corresponsal de guerra en Cuba para el The Daily Grapfic y durante la Segunda Guerra Anglo-Bóer para The Morning Post; durante la huelga general de 1926, Churchill editaba el periódico del gobierno British Gazette.

Siempre estuvo corto de dinero y dispuesto a escribir para poder mantener su lujoso nivel de vida. En sus comienzos, escribió obras biográficas de miembros de la familia: la biografía de su padre, "Life of Randolph Churchill" (1906), y la de su antepasado, "Marlborough: His Life and Times" (1933-38). Trabajos autobiográficos de sus experiencias como corresponsal de guerra: "Makaland Field Force" (1898), "The River War" (1899), "London to Ladysmith vía Pretoria" (1900) y "Ian Hamilton's March" (1900). Historia narrativa sobre la Primera Guerra Mundial : "The World Crisis" (seis volúmenes, 1923-1931); "The Second World War" (seis volúmenes, 1948-1953); y "History of the English-Speaking People" (cuatro volúmenes, 1956-1958).

Winston Churchill se dedicó también a la pintura, su refugio en periodos de depresión, especialmente después de su dimisión del cargo de Primer Lord del Almirantazgo en 1915. Se le conoce, sobre todo, por sus paisajes impresionistas, pintados de vacaciones en el sur de Francia y en Marruecos. Algunos de estos cuadros se exponen en su []estudio de Chartwell. Entre otras distinciones, Winston Churchill fue investido Caballero de la Nobilísima Orden de la Jarretera en 1953. Ese mismo año, fue premiado con el Nobel de Literatura por "su dominio de la descripción histórica y biográfica, así como su brillante oratoria en defensa de los valores humanos". En 1955 se le otorgó el título de duque de Londres, nombre elegido por él y título que declinó aceptar más tarde por consejo de su hijo Randolph. En 1956 recibió el Premio Carlomagno, otorgado por la ciudad alemana de Aquisgrán a quienes más han contribuido a la causa de la paz en Europa. En 1959 se convirtió en Father of the House (Padre de la Casa), el parlamentario con más años de servicios continuos. En 1963, el presidente Kennedy le nombró ciudadano Honorario de los Estados Unidos.

Se han hecho famosas muchas frases pronunciadas en sus discursos. Los soviéticos le llamaban "el bulldog británico". Fue pionero en defender la idea de la unión de Europa, aunque consideraba que el Reino Unido no debía ser parte de ella, pues su futuro estaba ligado al de los Estados Unidos. Apoyó el ingreso de Francia en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para contrarrestar el poder de la Unión Soviética, que tenía un asiento permanente. Hizo suya la frase "telón de acero" al comienzo de la llamada Guerra Fría mantenida entre los países comunistas del este de Europa y el resto.

En cuanto a Churchill, la película que nos ocupa, muestra la tensión vivida por el personaje los dos días previos al histórico Día D, el desembarco de las fuerzas aliadas en Normandía el 6 de junio de 1944. Y lo hace de forma magistral, con una extraordinaria interpretación por parte de Brian Cox en el papel principal, secundado brillantemente por el resto del reparto.