www.melillahoy.es
CSIF lamenta que la Educación en Melilla sigue sufriendo los mismos problemas de años anteriores
CSIF lamenta que la Educación en Melilla sigue sufriendo los mismos problemas de años anteriores

CSIF dice que Melilla necesita 3 ó 4 colegios más para atender a Infantil

Para dar cabida a los 1.390 alumnos de 3 años con el máximo que marca la Ley harían falta 56 aulas, pero sólo hay 45

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El sindicato de Enseñanza CSIF calcula que en Melilla hacen falta tres o cuatro colegios más para atender a todos los alumnos de Educación Infantil, teniendo en cuenta las altas tasas de natalidad que tiene la ciudad y el elevado número de alumnos de 3 años que hay en la actualidad. En rueda de prensa, el presidente de CSIF en Melilla, Juan Manuel Medina, informó de que en estos momentos hay matriculados en Melilla 1.390 alumnos de 3 años en Educación Infantil, cifra que probablemente sea mayor por órdenes pendientes que pudiera haber en el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD).
Según los cálculos de CSIF, si esa cifra de 1.390 alumnos se divide entre los 25 que como máximo debería haber por cada clase, en Melilla tendría que haber 56 aulas, pero en estos momentos sólo hay en funcionamiento 45, “lo que significa que faltan 11 clases, que con la natalidad que hay, significa tres o cuatro colegios, dependiendo de las líneas que tenga”.
Por ello, Medina sentenció que un colegio, que es el que está proyectando el MECD en el antiguo cuartel Gabriel de Morales, “no sirve absolutamente para nada”, una situación que contribuye a que las ratios sigan estando muy por encima de lo que establece la Ley.
En el caso de Secundaria, señaló que las ratios rozan actualmente los 31 alumnos por aula, pero calculó que en cuestión de dos años, las 40 aulas de esta etapa educativa pueden estar en los 35 alumnos, por lo que considera que sería necesario otro instituto más “como mínimo”, aparte del que ya se está construyendo, cuyas obras están paradas.

Más de 20 bajas
El sindicato educativo lamentó que Melilla sigue sufriendo los mismos problemas que años anteriores, pero además de la falta de infraestructuras, también hizo hincapié en la “gran cantidad de bajas que el MECD tiene encima de su mesa” desde el inicio de curso, que sólo en Primaria superan la veintena, a las que se suman las de Secundaria.
Ello, a pesar de que la Ley establece que las sustituciones deben realizarse en un plazo máximo de 10 días laborables, tal y como recordó Medina, que acusó al MECD de hacer “una interpretación cicatera” del acuerdo por el que no se pueden cubrir sustituciones hasta que no se cubran vacantes o medias vacantes. “Ese no es el espíritu de la norma”, señaló Medina, según el cual no tiene que ver una vacante de una especialidad con que se necesiten cubrir bajas en Primaria.