www.melillahoy.es
Quevedo: “Nuestro objetivo es la calidad; que el agua de Melilla sea mineral”

Quevedo: “Nuestro objetivo es la calidad; que el agua de Melilla sea mineral”

En respuesta a una pregunta del grupo socialista, Quevedo afirmó que Melilla no tiene un problema de cantidad de agua, sino de calidad

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Durante la sesión de preguntas del Pleno de la Asamblea de la Ciudad Autónoma celebrado en el día de ayer, el grupo socialista preguntó por los problemas de falta de agua de la ciudad. El consejero de Medio Ambiente, Manuel Quevedo, afirmó que el problema de agua de Melilla no es cuestión de “cantidad”, dado que “en Melilla tenemos agua como para que el 100%de los habitantes tengamos suministro las 24 horas del día, los 365 días del año”. Quevedo finalizó asegurando que el reto de Melilla en lo que al agua se refiere no es otro que el de la calidad: “que todo el agua de Melilla sea agua desalada, agua mineral, de modo que se termine ir a las fuentes o comprar agua embotellada”

Durante la sesión de preguntas del Pleno de la Asamblea de la Ciudad Autónoma celebrado en el día de ayer, el grupo socialista, por medio del diputado Francisco José Vizcaíno Sánchez, llamó la atención sobre la gran cantidad de agua que se pierde por el camino, debido a la infinidad de averías que hay en el sistema, para posteriormente preguntar qué medidas pensaba tomar el Gobierno -dado el aumento de población y, consecuentemente, de consumo- para abordar esta cuestión. El consejero de Medio Ambiente, Manuel Quevedo, que antes de responder quiso recordar que la principal infraestructura de producción de agua -la desaladora- fue proyectada, presupuestada y puesta en marcha por el Partido Popular, mientras que el PSOE se habría limitado a inaugurarla“ y encima dejaron una factura de 8,7 millones de euros sin pagar”, abordó la cuestión afirmando que la ampliación de la desaladora para albergar un cuarto módulo ha sido “presupuestada y proyectada de nuevo por el PP”, por lo que “veremos comenzar las obras dentro de poco”.
Quevedo afirmó que el problema de agua de Melilla no es cuestión de “cantidad”, dado que “en Melilla tenemos agua como para que el 100% de los habitantes tengamos suministro durante las 24 horas del día, los 365 días del año”, “¿Cómo si no hemos podido suministrar 40.000 metros cúbicos diarios durante julio y agosto?”


Una cuestión de calidad
Basándose en los datos expuestos, Quevedo negó rotundamente que en la ciudad exista un problema de suministro de agua, alegando que “el 0,7%” de habitantes a los que no llega bien el agua es un problema que se debe “a que estas personas tienen depósitos, aljibes y motores que no quieren mantener” y recordó que la responsabilidad de la Ciudad Autónoma es que el agua “llegue al edificio, no al cuarto o quinto piso”.
Quevedo finalizó asegurando que el reto de Melilla en lo que al agua se refiere no es otro que el de la calidad. “El reto es bajar de 40.000 a 30.000 metros cúbicos, porque eso es una barbaridad de consumo, y subir la producción de la desaladora de 20.000 a 30.000 metros cúbicos, de modo que todo el agua de Melilla sea agua desalada, agua mineral, de modo que se termine ir a las fuentes o ir a los supermercados a comprar agua embotellada”.

El suministro de agua local, en números

La infraestructura de aguas de la ciudad de Melilla puede proporcionar unos 40.000 metros cúbicos de agua al día, lo que supone un total de aproximadamente 460 litros por habitante, contando con un 30% de pérdida por las averías y lo que consume la ciudad, nos quedan 325 litros por habitante, cifra que es igual a 2,4 veces la media de consumo por habitante de España. El español, de media, consume 140 litros.