www.melillahoy.es
Los tres diputados del Grupo Socialista, Gloria Rojas, Francisco Vizcaíno y Lamia Kaddur
Los tres diputados del Grupo Socialista, Gloria Rojas, Francisco Vizcaíno y Lamia Kaddur (Foto: Guerrero)

El Gobierno accederá a dialogar sobre el borrego “si es para cumplir la Ley”

“Sólo pedimos mejorar la convivencia”, dejó claro Vizcaíno, que calificó como “patética y dañina para la convivencia” la gestión del PP sobre la polémica

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

La polémica sobre el paso de borregos volvió ayer a la Asamblea de la mano de la segunda interpelación del PSOE, en cuyo debate se vivió uno de los momentos más tensos del Pleno de Control de ayer, con llamada al orden incluida para el diputado socialista, Francisco Vizcaíno. Éste había pedido “restablecer la convivencia” en Melilla, pero el vicepresidente primero del Gobierno local, Daniel Conesa, advirtió de que sólo accederán a dialogar “si es para cumplir la Ley”.
“Ustedes hacen apelaciones al diálogo que son imposibles. Para ellos [CPM], el diálogo es que se haga lo que ellos dicen o se saltan las leyes. Así que ¿diálogo para qué? ¿Para cumplir la Ley o para incumplirla?”, preguntó Conesa a Vizcaíno, aunque él mismo se dio la respuesta reiterando varias veces que el Gobierno local dialogaría sólo para la primera opción.
Y a continuación, Conesa sacó el conflicto político que se está viviendo en Cataluña, en el que recordó cómo barones socialistas también mantienen esa postura frente al deseo de Pedro Sánchez de dialogar. Conesa se mostró irritado además por la “manía desesperante del PSOE de la equidistancia”.
“El PSOE está donde tiene que estar. Nosotros hablamos de convivencia y usted lleva las cosas donde no debe llevarlas. Salpica y hace daño con una situación muy delicada”, le recriminó Vizcaíno. “Nosotros sólo pedimos mejorar la convivencia, nada más”, dejó claro el diputado socialista tras haber calificado la gestión del Gobierno de Imbroda sobre la polémica de los borregos como “patética y dañina para la convivencia”.
CPM trató de intervenir en esta interpelación, pese a no corresponderle por ser de otro grupo político, al sentirse aludido. Sin embargo, la vicepresidenta primera de la Asamblea, Cristina Rivas, le denegó la petición.