www.melillahoy.es

Velázquez anuncia que los bajos del edificio de la Calle Villegas se destinarán íntegramente al campus

Inauguración el pasado año de las dependencias para Fisioterapia en la calle Villegas
Inauguración el pasado año de las dependencias para Fisioterapia en la calle Villegas

Confía que a comienzos de 2018 pueda iniciarse la reconversión del antiguo de Correos, que en un 70% será para la UGR

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

La consejera de Presidencia y Salud Pública, Paz Velázquez, confirmó ayer que se pretende ceder en su totalidad a la Universidad de Granada los bajos del edificio de la calle Villegas que colinda con la Consejería de Educación, pensando tanto en los alumnos del grado de Fisioterapia, como para acoger algunas de las asignaturas del de Enfermería. No será la única mejora de espacios que ofertará la Ciudad Autónoma a la Universidad de Granada (UGR), dado que se confirma que el 70% del edificio de Correos, una vez remodelado, se destinará al campus.
Reconoció Paz Velázquez las deficiencias en cuanto a espacios que padece la Universidad de Granada en Melilla, pero indicó que no resulta sencillo disponer de los terrenos donde poder llevar a cabo la construcción de "grandes infraestructuras" para la ciudad porque esos espacios "dependen del Ministerio de Defensa y todo lo que se trate con Defensa va muy despacio, porque tiene mucha burocracia", dijo.

Calle Villegas
No obstante, anunció que se está trabajando en la ampliación del local situado en los bajos del nuevo edificio de la calle Villegas, colindante con el de la Consejería de Educación, en los que desde el año pasado se viene impartiendo el grado de Fisioterapia. La llegada de nuevos cursos y la intención de poder impartir algunas asignaturas del grado de Enfermería también en estos espacios, llevan a la Consejería a proponer una ampliación de los bajos del inmueble para estos fines.
"Vamos a intentar que todos los bajos sean para la UGR", dijo. De hecho la consejera detalló que la Universidad de Granada le remitió cuáles son sus necesidades en cuanto a número de aulas y espacios que precisa. Toda esa información "se la hemos traslado a la Consejería de Fomento que está haciendo un estudio de cuánto espacio se podría utilizar y cuántos alumnos acoger". Lo que queda claro es que "será necesario conectar los dos locales del edificio y dejarlos para la universidad", explicó la consejera.

Correos
Pero la Ciudad Autónoma también tiene previsto poner a disposición del campus melillense nuevos espacios como por ejemplo el antiguo edificio de Correos. La administración local ha encargado a la empresa estatal Tragsa la elaboración del proyecto de actuación sobre este edificio que en un 70 por ciento se destinaría a usos universitarios y el resto, a servicios de la Ciudad Autónoma.

En este sentido, indicó la consejera de Presidencia que las previsiones apuntan a que a finales de este año o comienzos de 2018 puedan iniciarse los trabajos de acondicionamiento del inmueble. Con este compromiso y "el gran esfuerzo que hace la Ciudad Autónoma", se deja de manifiesto "que nuestro apoyo a la UGR es claro y palmario".

A favor de traer nuevas titulaciones
Por otra parte, la consejera de Presidencia, Paz Velázquez, manifestó que tal como indicara en la apertura del curso académico universitario, la Ciudad Autónoma pretende seguir apoyando los estudios superiores en Melilla posibilitando para ello que se amplíe el número de titulaciones. Su idea es recurrir a los dobles grados, "como Fisioterapia y Enfermería o Fisioterapia y Educación Física".