www.melillahoy.es

FÚTBOL-3ª DIVISIÓN

El C.D. Huétor Tájar fue un vendaval en la primera mitad sobre la meta defendida por Jesús
El C.D. Huétor Tájar fue un vendaval en la primera mitad sobre la meta defendida por Jesús (Foto: Guerrero)

El C.D. Melistar sigue colista y sin ganar

Dos jugadores del conjunto melillense se agredieron en el túnel de vestuarios, al término del encuentro

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El C.D. Huétor Tajar venció ayer sábado con total justicia por 1-3 ante el C.D. Melistar, en un partido en el que mereció incluso ganar con mayor solvencia, principalmente en la primera mitad, en la que perdonó numerosas ocasiones, aunque el marcador reflejó una desventaja de 0-2. No obstante, el cuadro melillense mejoró notablemente su imagen en el segundo tiempo y en los primeros compases acortó distancias en el marcador e incluso erró una clara oportunidad para empatar el choque. Sin embargo, cuando mejor jugaba, llegó el tanto de la sentencia del equipo granadino. Con esta derrota, el plantel azulón sigue sin ganar, tras once jornadas disputadas, y se mantiene como farolillo rojo del Grupo IX de la Tercera División. Lo peor del encuentro sucedió al término del mismo, con agresiones entre dos jugadores del C.D. Melistar.
La primera mitad del encuentro sólo tuvo un protagonista, el conjunto granadino, que fue un vendaval ante la meta defendida por Jesús, consiguiendo marcharse al descanso con una ventaja de 0-2, que para sus méritos fue hasta corta.
El C.D. Huétor Tájar buscó desde el inicio la meta melillense y el carrusel de ocasiones no se hizo esperar. Así, en el minuto 4, Ariza intentó una vaselina que detuvo el meta Jesús, y ocho minutos después, Amate, sólo ante el portero local, cruzó en exceso el cuero, enviándolo fuera de puerta.
Los locales no sabían cómo neutralizar las ofensivas visitantes, ya que en el 14', una gran jugada de Choco fue rematada a placer por Esteban, que estrelló el balón al poste derecho.
El dominio y las ocasiones visitantes tuvieron su recompensa en el 18', en un balón largo de Hernández sobre Ámate, que ante la salida de Jesús le batió de tiro raso y cruzado.
Por su parte, el cuadro local no dispuso de su primera oportunidad del encuentro hasta el minuto 25, en un disparo desde cuarenta metros de distancia de Abdul-Lah, que salió fuera de puerta, sin consecuencias.
Tras esta acción, el conjunto de Felipe Sánchez se animó en ataque, aunque sólo inquietó la meta rival a balón parado, ya que en el 28', Abdul-Lal intentó sorprender a Buba de saque directo de córner, despejando con ciertos apuros el meta visitante a saque de esquina, mientras que el siguiente lanzamiento fue rematado, de cabeza, por el propio Abdul-Lal, pero el cuero se paseó por la línea de gol.
Sin embargo, el conjunto granadino no pasó más apuros, recuperando de nuevo el control del juego en busca de sentenciar el choque. De este modo, en el 34', Hernández, de fortísimo disparo, se encontró con una soberbia intervención del portero melillense, y un minuto después, la mala fortuna se cebó con el cancerbero del Melistar, ya que un nuevo disparo de Hernández se le escapó a Jesús de las manos, cuando lo tenía atajado.
El Huétor Tájar, con el 0-2, disfrutó de dos nuevas oportunidades antes del descanso. La primera en el 36', en una jugada personal de Quevedo que finalmente remató, de potente chut, al larguero, y en el 43', Jesús atajó el esférico con gran seguridad, tras un remate a placer de Ariza.

Buena imagen en la segunda mitad
Ya en la reanudación, la historia cambió por completo, ya que los locales marcaron pronto, a los 52 minutos, y se metieron en el encuentro. La jugada la inició Farid por la banda derecha, pasó sobre Joselu y su disparó se estrelló en el cuerpo de un defensor, aunque el rechace le llegó a un delantero local, que fue derribado al borde del área grande. La falta la ejecutó Koeman, de forma magistral, y el balón entró a la red, de lanzamiento ajustado al palo izquierdo.
El Melistar se apoderó del cuero y suyas fueron las mejores ocasiones en este inicio de la segunda mitad, ya que en el 63' perdonó lo que pudo ser el empate, tras un lanzamiento de falta de Abdul-Lah, que remató de cabeza, a bocajarro, Salah, pero el cancerbero andaluz se lució, despejando a córner.
Pero cuando mejor estaban jugando los locales llegó el 'jarro de agua fría', en forma de gol, tras una acción al contragolpe de Joaquín, en el 66', que Manu Daza definió a la perfección, empujando el cuero al fondo de las mallas.
Pese al 1-3, el Melistar insistió y cerca estuvo de dar un nuevo susto al C.D. Huétor Tájar en el 75', en otro lanzamiento de falta de Koeman, pero esta vez la pelota salió fuera, rozando el poste izquierdo.
La última jugada fue para el cuadro andaluz, con un potente disparo de Hernández a diez minutos del final, pero el balón salió rozando el larguero.

Agresiones al final del choque
Si buena fue la imagen del Melistar en la segunda mitad, todo se fue al traste cuando los dos equipos se dirigían al túnel de vestuarios, una vez acabado el encuentro, ya que dos jugadores del propio club que preside Juanma Hernández se agredieron en la puerta de la misma caseta del equipo local.