www.melillahoy.es

Marín: “La venta de Trasmediterránea debe respetar el contrato marítimo”

Cree que si Acciona tenía decidido vender Trasmediterránea, es mejor que lo haya hecho a “una compañía que conocen los melillenses”, como Armas

jueves 26 de octubre de 2017, 04:00h
El presidente de la Autoridad Portuaria de Melilla, Miguel Marín, apuntó ayer que la venta del 92,7% de las participaciones de Trasmediterránea a la Naviera Armas “en teoría no debe afectar en nada” al contrato de gestión de las líneas de interés público que conectan nuestra ciudad con Málaga y Almería.
Este contrato ha sido adjudicado recientemente por el Ministerio de Fomento a la compañía Trasmediterránea por una oferta económica de 0 euros, a pesar de que el funcionamiento del servicio estaba valorado en 14,3 millones de euros, que era el presupuesto que había destinado el Estado a la licitación del contrato.
A preguntas de los periodistas, Marín explicó que el acuerdo para vender casi el 93 % de las participaciones debe respetar las exigencias recogidas en el pliego de condiciones del contrato adjudicado, que entrará en vigor el 1 de noviembre.
Asimismo, señaló que si Acciona tenía intención de vender las participaciones de Trasmediterránea, “es mejor que las adquiera una compañía que conocen los melillenses” como es el caso de la Naviera Armas, que lleva operando la línea entre Melilla y Motril desde el verano de 2011.
Miguel Marín recordó que en estos años, la Naviera Armas ha prestado un servicio de calidad y “del agrado” de los melillenses y foráneos, marcado por los “muchos detalles” hacia sus pasajeros, por lo que confió en que se extienda a los buques que va a adquirir con la compra de la compañía “por el bien de la ciudad”.

Competencia
Al mismo tiempo, señaló la importancia de que se mantenga la competencia “buena y necesaria” que hay en el transporte marítimo de Melilla con la continuación de Baleària en las conexiones con la península, ya que eso ha contribuido a la mejora del servicio.
De hecho, apuntó que Melilla se encuentra en “el momento más brillante del transporte marítimo de su historia”, ya que cuenta en sus conexiones con los mejores barcos, los más rápidos, confortables y a precios más asequibles.