www.melillahoy.es

Rachid Bussian considera que Imbroda “ha llegado al tope como político”

Rachid Bussian, diputado de CPM
Rachid Bussian, diputado de CPM

Decir que el sistema comercial de Melilla cambia "porque la vida cambia, parece más el discurso de Julio Iglesias que las declaraciones de un presidente"

martes 31 de octubre de 2017, 04:00h
El diputado de Coalición por Melilla (CPM), Rachid Bussian, aseguró ayer que Juan José Imbroda "ha llegado al tope como político y como gestor de lo público" después de que este fin de semana señalara, en relación a los cierres de la frontera, que el sistema de comercio de Melilla "cambia porque la vida cambia, nos guste o no". Considera el cepemista que esta expresión se acercaba más al cantante Julio Iglesias que a las declaraciones de un presidente.
El cepemista, que teme que el Gobierno local "se quiere cargar" a las medianas y pequeñas empresas de la ciudad con este tipo de manifestaciones, recordó que los cierres en la frontera perjudican no solo a los empresarios y comercio local, incluyendo la COA y el taxi, sino "al cien por cien de la economía local". También manifestó que tiene una incidencia clara y directa en la conciliación de la vida familiar y laboral de los melillenses, porque los cierren fronterizos impide la llegada de los trabajadores transfronterizos como las empleadas de hogar.
"Creemos que Imbroda. que sólo dice que la vida cambia, creemos que ha llegado a su tope como político y gestor de lo público, por lo que si el día 10 va a reunirse con diferentes agentes sociales como asociaciones de comerciantes, la CEME y partidos políticos, debe plantear algo más que eso de que la vida cambia y el sistema comercial también", manifestó el diputado de CPM.

Centro comercial
Rachid Bussian manifestó que tanto Imbroda, como el ahora consejero Daniel Conesa, cuando militaban en la UPM (Unión del Pueblo Melillense) mantenían una postura contraria a la actual en relación a la apertura de un gran centro comercial. "Conesa hablaba de los perjuicios y de la pérdida de puestos de trabajo y comercios que traería esa apertura", por lo que considera que estos representantes del Ejecutivo local hacen suya la expresión humorística de los hermanos Marx, que afirmaban que "si no te gustan mis principios, tengo otros".