www.melillahoy.es
Así quedarán las inmediaciones del paso de Barrio Chino con el centro de distribución
Así quedarán las inmediaciones del paso de Barrio Chino con el centro de distribución

El Gobierno construirá en el paso de Barrio Chino un centro de distribución para el porteo

Imbroda anunció ayer este proyecto en la reunión que mantuvo con la plataforma de empresarios, comerciantes y hosteleros sobre los problemas de la frontera.- Montoro se ha comprometido a financiar esta obra, que costará unos 3 o 4 millones de euros

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El Gobierno construirá en el paso fronterizo de Barrio Chino un centro de distribución del comercio transfronterizo que se desarrolla entre Melilla y Marruecos por medio de porteadoras, una actuación que supondrá una inversión estatal de entre 3 y 4 millones de euros que ya han sido comprometidos por el Ministerio de Hacienda. El presidente melillense, Juan José Imbroda, dio a conocer ayer este importante proyecto durante la reunión que mantuvo con la plataforma de empresarios, comerciantes y hosteleros de la ciudad para abordar el problema de colapso que sufren los pasos fronterizos. Un encuentro que se prolongó durante cerca de dos horas y del que salieron muy satisfechos tanto la Ciudad Autónoma, como la Delegación del Gobierno como los empresarios.
A la salida de la reunión, Imbroda mostró el plano de cómo quedarán las inmediaciones del paso fronterizo de Barrio Chimo con este nuevo centro de distribución, que estará ubicado junto a la misma puerta de entrada y la valla.
Para su puesta en funcionamiento, precisará de la construcción de una nueva carretera, que costará unos 800.000 euros, además de expropiaciones de terrenos para albergar esta instalación, que contará con aparcamientos y servicios y zonas específicas para intercambiar la mercancía antes de ser transportada a Marruecos por porteadores. Su construcción requerirá un año y medio o dos.
En declaraciones a los periodistas, Imbroda indicó que esta nueva infraestructura será financiada por el Gobierno central, ya que tiene un "compromiso cierto" del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, con el que mantuvo una reunión la semana pasada para abordar este asunto.
"Este es el futuro del paso de mercancías a la forma usual que estamos viendo actualmente", afirmó el presidente melillense. Además, se mostró convencido de que con este proyecto se va a despejar "mucho más todavía" el paso de Beni-Enzar del comercio transfronterizo, de manera que sea una frontera "abierta al turismo, con un tránsito pacífico, ágil y flexible". "Una frontera europea", resumió en definitiva.
El delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, que también asistió al encuentro con los empresarios, señaló por su parte que el proyecto que se iba a hacer de mejora de las inmediaciones de Barrio Chino "será mejor todavía" ahora que se ha decidido construir este centro de distribución, lo que "permitirá satisfacer más a las personas que se dedican al comercio transfronterizo".

Ampliación del horario
Durante la reunión con los empresarios, El Barkani anunció otra de las medidas que se van a adoptar, y que satisface en parte las reivindicaciones de los empresarios de ampliar el horario para el porteo. Así, informó de que en cuestión de 10 días, antes de que finalice este mes, se va a ampliar en una hora la apertura del paso fronterizo de Barrio Chino, dedicado prácticamente en exclusiva al comercio transfronterizo, de manera que cerrará sobre las 13.00 horas, en vez de al mediodía, como ocurre ahora.
También dijo que habrá otras medidas que serán anunciadas próximamente, que afectarán a las infraestructuras y "otros recursos que no tienen que ser necesariamente de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado". Y dio la razón a Imbroda cuando minutos antes éste señaló como una necesidad la reducción a un número clausus de los vehículos que se dedican al comercio atípico. "Son muchísimos y esto para Melilla es un problema", dijo Imbroda, a lo que El Barkani añadió que "hay que disminuirlos para que podamos mantener este negocio".

El resto del comercio
La reunión, que se desarrolló en el antiguo Hospital de la Cruz Roja, se prolongó durante cerca de dos horas, y a ella asistieron también los consejeros del Ejecutivo melillense de Fomento, Medio Ambiente, Seguridad Ciudadana y Economía, así como el presidente de la Autoridad Portuaria.
Imbroda, como El Barkani, se mostró muy satisfecho de cómo había transcurrido la reunión, donde hubo un diálogo sincero, franco y cercano de estos problemas, así como una predisposición de todas las partes a "aunar esfuerzos en el futuro".
Además, dijo que todos estaban de acuerdo en que hay que aprovechar todos los recursos para que el comercio transfronterizo se siga desarrollando y toda la ciudad se beneficie de ello, pero "no solo una parte, sino también los comerciantes del centro y los barrios, la restauración y la hostelería". Para ello, insistió en que es necesario que el paso de Beni-Enzar se dedique al turismo para que pueda pasar la clase media marroquí que ahora no puede.
"Si lo conseguimos, habremos conseguido algo importante para Melilla", afirmó Imbroda, que señaló como otras medidas de revitalización del resto del comercio el aprovechamiento del parking de Isla Talleres y la implantación de la zona azul, cuyo proyecto ya está muy avanzado y entrará en vigor de aquí a junio del año que viene.