www.melillahoy.es

CPM considera que el cierre de Zara y la apertura de la gran superficie "matarán" el centro

Acusan al PP de realizar una política "de parcheo" y de ser incapaz de poner freno "a la sangría" del comercio melillense

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Hassan Mohatar, diputado de Coalición por Melilla
Hassan Mohatar, diputado de Coalición por Melilla (Foto: Guerrero)
El diputado de Coalición por Melilla Hassan Mohatar, afirmó ayer que el anuncio del cierre de Zara, la apertura de la gran superficie y "la situación caótica" de los pasos fronterizos "acabarán por matar" la actividad comercial en la zona centro. Acusó el cepemista al Gobierno de la Ciudad Autónoma de practicar "política de parcheo e improvisación" sin aportar soluciones "a la sangría" del comercio melillense, los más de 2.300 pequeños y medianos comercios que ven que será "muy complicado que puedan salir adelante".
El cepemista mostró su preocupación por el anuncio extraoficial de Zara en Melilla, una decisión que en principio afectará al futuro de sus cuarenta trabajadores actual y también a la economía local. Afirmó Hassan Mohatar que la marcha del grupo textil Inditex de la Avenida, "sumado a la apertura del centro comercial y la situación caótica que se vive en los puestos fronterizos con cierres técnicos a veces con criterios que no llegamos a entender" acabarán "por matar el comercio en el centro" de la ciudad.

Manifestó Hassan Mohatar que están acostumbrado a que la Ciudad Autónoma practique "una política de parcheo e improvisación, nada de políticas planificadas que tenga en cuenta las necesidades de los melillenses".

Frontera
Desde CPM se señala que es fundamental buscar una solución al caos de los puestos fronterizos y para ello "es fundamental que España y Marruecos tengan un acuerdo inminente para mejorar estos pasos", porque "no podemos permitir que los tres pasos estén colapsados y bloqueados continuamente, lo que hace imposible el tránsito de coches y personas". También recordó que la frontera "es la principal arteria comercial en cuanto a ingresos se refiere, con el mal llamado comercio atípico, una actividad que tiene sus horas contadas".

En este punto, mostró sus dudas respecto a que los acuerdos alcanzados en la reunión que la Ciudad Autónoma mantuvo con los comerciantes de la ciudad, tanto los del centro como los fronterizos, lleguen a cumplirse. Algo que puso "en cuarentena" es que se vaya a construir junto al Barrio Chino una zona para el transporte de mercancías y el paso de porteadores. Lo que tiene claro es que la situación actual de caos en la frontera, está provocando que "el comercio atípico esté en horas bajas y que muchos comerciantes de la frontera estén echando el cierre".

Todo este cúmulo de situaciones está repercutiendo en el centro de la ciudad, "que va sufriendo esta sangría de cada vez hay menos ventas y más locales cerrados, con lo que el centro se convertirá en una zona fantasma si se confirma además el cierre de Zara". Indicó el diputado de CPM que en Melilla "no todos somos funcionarios o militares", sino que sobreviven unas 2.300 pymes que son el sustento de muchas familias melillenses que, ante el panorama actual, ven "que va a ser muy complicado salir adelante".


Rotonda y mercadillo
Indicó también el cepemista que la Ciudad Autónoma no está cumpliendo con el contrato firmado para la puesta en marcha de un centro comercial que entiende, por lo reducido de la población melillense, que está "más enfocado a las personas de Marruecos". Pero a tres semanas de su apertura, "vemos que la situación fronteriza, lejos de arreglarse o normalizarse en Beni-Enzar, es caótica". Además dijo que en los alrededores aún no se han llevado a cabo los arreglos que debía acometer la administración local, como la creación de una rotonda para regular el tráfico. También manifestó que no se conoce cuál será el futuro del mercadillo del rastro, una presencia que "va a influir en que el centro comercial tenga mayor o menor actividad".