www.melillahoy.es
El nuevo Centro Comercial atrae a un gran número de turistas marroquíes

El nuevo Centro Comercial atrae a un gran número de turistas marroquíes

La extensiva cobertura realizada por parte de los medios marroquíes y el boca a boca han provocado una gran afluencia de familias enteras

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

La apertura del Centro Comercial ha atraído a miles de turistas y compradores marroquíes a nuestra ciudad que, aprovechando la actual fluidez fronteriza de Beni Enzar y movidos por la total ausencia de una oferta similar en territorio marroquí, se han hecho eco de la cobertura mediática y el boca a boca, acudiendo a la ciudad a realizar sus compras. Pese a que aún quedan parte de las tiendas por abrir, la presencia de grandes marcas, como C&A o Decathlon, ha supuesto atractivo suficiente, y de mantenerse la fluidez en el tránsito y la ausencia de oferta en el lado marroquí, las perspectivas de futuro del nuevo Centro Comercial parecen positivas.

El Centro Comercial, al menos en su primera semana de apertura, ha causado sensación entre la población marroquí que, impulsada por la cobertura mediática y el boca a boca, se ha desplazado en gran número hacia nuestra ciudad para realizar sus compras, principalmente atraída por el desembarco en Melilla de grandes marcas como C&A o Decathlon.
A pesar de no estar operativo al 100%, dado que la apresurada inauguración ha impedido que algunas de las tiendas hayan llegado a tiempo para abrir, el Centro Comercial ha estado prácticamente lleno desde su apertura, por lo que cabe esperar que, una vez que se instalen las franquicias y comercios que faltan por llegar a Parque Melilla (Foster’s Hollywood o Lefties, entre otras), el poder de convocatoria se mantenga en el tiempo.
Marruecos
El Centro Comercial es un muy buen reclamo para la cada vez más numerosa clase media marroquí, que no dispone de ninguna infraestructura similar a nuestro Centro Comercial en Marruecos, motivo por el cual se han registrado visitas de compradores desde lugares relativamente apartados como Oujda (a 153Km) o Alhucemas (a 130Km).
Esta boyante clase media, que hasta la apertura del Centro Comercial se veía obligada a hacer sus compras en la penúnsula, es un objetivo económico primordial -el propio Daniel Lacalle comentaba, en su visita a la ciudad hace un par de meses, que algunos analistas económicos afirmaban que las únicas variables a las que había que atender en la economía mundial eran la emergente clase media en los países en desarrollo y el aumento de la población de la tercera edad en Occidente-, por lo que las perspectivas de futuro del Centro Comercial, si se mantiene la fluidez en el paso fronterizo y la ausencia de oferta en el lado marroquí, son muy buenas.

Una frontera turística para el Centro Comercial

Tras el comienzo de la aplicación de las restricciones fronterizas al paso de mercancías llevadas a cabo por la Delegación del Gobierno hace tan sólo unas semanas, el tráfico comercial se ha desviado a los pasos de Barrio Chino y Farhana, liberando la frontera internacional de Beni Enzar para el tránsito fluído de turistas y potenciales compradores que, ahora sí, pueden acceder cómodamente a nuestra ciudad sin perder el día entero en las colas y sin el temor de quedar inmovilizados por un cierre repentino.