www.melillahoy.es

Melilla logra los “índices más altos” en cumplimiento de los fines del programa MUS-E

Música y danza se dieron la mano
Música y danza se dieron la mano (Foto: Guerrero)

"El arte sirve para entretener pero lo utilizamos para trabajar un modelo de sociedad diferente", dijo Anabel Domínguez de la Fundación Yehudi Menuhin

sábado 16 de diciembre de 2017, 04:00h
El salón de actos del IES Leopoldo Queipo acogió ayer el desarrollo de las distintas propuestas artísticas desarrolladas por alumnos de los nueve centros escolares de la ciudad que están acogidos al programa MUS-E, que recurre al arte como vehículo para la transformación de la sociedad, como recordó Anabel Domínguez de la Fundación Yehudi Menuhin que promueve este programa en nuestro país. Según dijo, Melilla lleva participando desde 1999 en este programa y cada año logra uno de los "índices más altos" en cuanto al cumplimiento de objetivos marcados.
Según explicó Anabel Domínguez, el programa MUS-E, promovido por la Fundación Yehudi Menuhin España en colaboración con el Ministerio de Educacion Cultura y Deportes , tiene el objetivo de favorecer el trabajo de las artes en el ámbito educativo como herramienta de integración. Se trata de una herramienta que favorece la integración social, educativa y cultural de los alumnos y sus familias, viendo resultados a corto plazo en el aula. El programa, al que se han adherido 13 países, cumplirá 25 años en 2018.

En Melilla se lleva desarrollando desde 1999 y actualmente están adscritos un total de nueve centros, incluyendo un instituto como es el caso del IES Rusadir. En este tiempo se han incluido nuevas disciplinas artísticas como el yoga, muy utilizado por el precursor de este programa a nivel mundial Yehudi Menuhin, que favorece la concentración y el buen desarrollo físico y mental, y audiovisuales, cubriendo la demanda de los alumnos que cada día están más conectados a las nuevas tecnologías.

Para llevar a cabo el programa el Ministerio de Educación contrata a once artistas para el desarrollo de las distintas actividades, que van desde teatro, a pintura, sin olvidar la danza y la música. Ayer, los nueve centros escolares de la ciudad que participan en el programa Mus-e, ofrecieron un espectáculo enriquecido con actuaciones musicales, números de danza y pequeñas piezas teatrales, bajo el hilo conductor del respeto a los mayores.

Explicó Anabel Domínguez que en 2018 el programa Mus-e cumplirá 25 años y durante este tiempo no ha hecho sino crecer y evolucionar. Indicó que a nivel internacional existe un comité de evaluación del desarrollo del programa en los distintos países y que en España es la universidad Complutense la que lo gestiona. Afirmó que "Melilla siempre aparece en uno de los índices más altos a la hora de conseguir los objetivos en el desarrollo del programa, lo que quiere decir que se hace muy buen trabajo aquí"; dijo. En estos 25 años el Mus-e ha demostrado que "es efectivo". "El arte sirve para entretener pero aquí se usa para transformar y para trabajar un modelo de sociedad diferente a partir del trabajo de la escuela", afirmó.

Por su parte el director provincial de Educación, José Manuel Calzado, añadió que MUS-E es "un programa de ciudad" abierto a la participación de los centros escolares que lo deseen. Este curso "hay once artistas contratados para desarrollar el programa en los nueve centros adscritos". Destacó que en 2017 se han sumado el Reyes Católicos y el IES Rusadir, el primer instituto de que entra en el programa.
"En una ciudad como Melilla, donde la convivencia hay que trabajarla día a día y con una diversidad tan grande, todas las actividades que vayan encauzadas en la idea de potenciar estos indicadores y valores como la convivencia y la diversidad son muy importantes", por eso dijo que a pesar de la época de crisis, el Gobierno central no solo mantuvo el programa sino que además este año lo está potenciando.

Melilla logra los “índices más altos” en cumplimiento de los fines del programa MUS-E
(Foto: Guerrero)