www.melillahoy.es
El grupo de Juventudes Socialistas reunido a las puertas de la biblioteca pública
El grupo de Juventudes Socialistas reunido a las puertas de la biblioteca pública

Juventudes Socialistas exige a Cultura una “biblioteca de calidad” en Melilla

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Juventudes Socialistas de Melilla (JSME) exige al Gobierno una biblioteca de calidad en la ciudad y ha comenzado a recoger firmas para pedir mejoras en este servicio público, a través de una moción en la Asamblea de la ciudad. Según el secretario de Educación y Universidad, Yasin Boutcha, consideran que "la biblioteca está desfasada y necesita un cambio radical en todos los sentidos". JSME citó a los medios de comunicación a las puertas de la biblioteca pública para explicar que hace veintiséis años este espacio cumplía "con servicios suficientes y adecuados para el momento", pero a día de hoy consideran que "la biblioteca está desfasada y necesita ya un cambio radical en todos los sentidos".
El socialista ha comunicado que "necesitan un cambio de este servicio que la adapte a las necesidades de los usuarios que todos los días van a la biblioteca pública" pidiendo además que "se modernice a la época actual".

Desde Juventudes Socialistas llevan varios meses indagando en este tema, según Yasin Boutcha, han estado haciéndoles a los usuarios una pequeña encuesta con el objetivo de "conocer las necesidades y las carencias de este lugar público".

La conclusión que ha tomado el grupo socialista, es que la inmensa mayoría de los usuarios, valoran que "los horarios de la biblioteca son limitados, reducidos y nada flexibles sobre todo en época de exámenes, que es cuando los alumnos de la Ciudad Autónoma más necesitan de su biblioteca pública".

Exigencias
A Juventudes Socialistas les parece "vergonzoso" que en este centro muchas veces se restringe el uso del aula de ordenadores, ya que a pesar de ser muy limitada, las nuevas tecnologías también brillan por su ausencia. Yasin ha remarcado que es "increíble" que en esta época "la biblioteca no tenga una página web que informe verdaderamente a sus usuarios, y que la red wifi sea restringida y no esté instalada en todas las aulas."
El secretario de Educación y Universidad ha observado que en el servicio público que se da "hay publicaciones desfasadas, que no invitan a la lectura ni fomentan a la adquisición del carnet de la biblioteca".

El socialista no entiende que "no exista una diversidad lingüística con idiomas internacionales como el inglés, francés o árabe, y además un dialecto importante que se encuentra en Melilla, el tamazight, que se debería de mantener y fomentar".

Perjudicados
Por otra parte, JSME indicaron que "los perjudicados no sólo son los estudiantes sino también los trabajadores de esta institución", ya que según Yasin Boutcha "se trata de un personal reducido y muchas veces la Ciudad Autónoma se ve obligada a acudir a empresas externas para cubrir los horarios extraordinarios."
Juventudes Socialistas ha informado de que han iniciado una campaña activa para recoger firmas y "exigir una biblioteca pública en condiciones para todos los melillenses". El objetivo para el grupo es alcanzar las 500 firmas e impulsar una moción en la Asamblea de Melilla, y más concretamente, a través de la joven diputada Lamia Kaddur.

JSME comenzó con esta misión el pasado día 15 de diciembre y aseguran que ya han superado las 200 firmas.