www.melillahoy.es

Los alumnos del Centro de Profesores y Recursos no iniciarán el curso en las aulas modulares de Santiago

De los casi cien niños que se esperaban entraran en septiembre en CPR, sólo lo hicieron 40
De los casi cien niños que se esperaban entraran en septiembre en CPR, sólo lo hicieron 40

Son numerosos los padres que proponen seguir en las actuales instalaciones y trasladarse a las prefabricadas en septiembre

martes 26 de diciembre de 2017, 04:00h
Los algo más de 40 alumnos de Infantil que este año han iniciado el curso en el aulario habilitado en el CPR (Centro de Profesores y Recursos) no se trasladarán en enero a las aulas modulares que se vienen construyendo en el antiguo cuartel de Santiago, según informan varios padres que apuntan que esta situación les genera no pocas incertidumbres. Desde la Dirección Provincial se les ha comunicado que el traslado se realizaría a mediados o finales de mes. Numerosos progenitores se plantean si no sería más conveniente que los alumnos finalizaran el curso en este centro y ocuparan las aulas prefabricadas en septiembre.
"Las aulas modulares del cuartel de Santiago no estarán listas para enero", apunta a este Diario la madre de uno de los 40 alumnos que desde septiembre ocupan las tres aulas que la Dirección Provincial de Educación, con ayuda de la Ciudad Autónoma, acondicionó en las instalaciones del CPR (Centro de Profesores y Recursos).

Incertidumbre
Apuntan otros padres que desde la Dirección Provincial lo único que se les ha comunicado es que en enero los alumnos volverán al CPR y no se trasladarán a Santiago hasta mediados o finales de enero, que es cuando se prevé que concluya la instalación y montaje de las aulas prefabricadas que se confeccionan en Barcelona.

Esta situación "nos está generando una gran incertidumbre porque no sabemos si este retraso en las aulas modulares se puede aplicar también a la finalización del colegio al que dicen que irán nuestros hijos, porque el centro ni ha empezado aún". "¿Vamos a estar cinco años en las prefabricadas esperando a ver si construyen el colegio, como le está pasando a los alumnos del Reyes Católicos en la Casa de la Juventud?", se interroga otro de los padres de los cuarenta alumnos del centro.

Retrasar el traslado
Por todo ello, son numerosos los padres de los alumnos del CPR que se plantean si no sería mejor concluir el curso en estas instalaciones y que los niños ocupen las prefabricadas en septiembre, coincidiendo con el arranque del nuevo curso 2017-2018.
"No queremos que se tomen prisas en hacer las aulas prefabricadas con tal de meternos ahí rápidamente, porque eso no nos da seguridad. Además tienen que desinsectar y desratizar el terreno donde van las aulas. Tiene que estar perfecto, todo limpio, porque van niños pequeños y tenemos que tener toda la seguridad del mundo", señala otra madre.

Reiteran que si las aulas no estarían operativas hasta febrero, lo aconsejable sería que los niños no se trasladaran hasta septiembre, con ocasión del nuevo curso escolar, por lo que "habría tiempo suficiente" para hacer los trabajos necesarios para que todo esté en óptimas condiciones.

El aula matinal aún no está en marcha
También se quejan los padres del CPR de que aún no se han puesto en marcha la llamada aula matinal, el servicio que permite a los padres que se incorporan antes de las 9 de la mañana a sus centros de trabajo, puedan dejar a sus hijos una hora antes en el centro. "Llevamos tres meses esperando que el aula se ponga en marcha. El problema es que nos dijeron que teníamos que constituir una AMPA y así lo hicimos, pero los estatutos ahora están paralizados en Madrid, por lo que sin su aprobación no nos podemos constituir y sin este paso, no podemos contratar el seguro de responsabilidad civil que se nos exige para la puesta en marcha del aula", detalló una de las afectadas.

Contentos con el profesorado
El único dato positivo que tiene para los padres de estos cuarenta alumnos, es el del personal. Aseguran que tanto maestros, como auxiliares e incluso la directora del Colegio España, "se han volcado".
"Las maestras han hecho que este sea un centro muy cercano. Familiar. Son grandes profesionales y por esa parte estamos muy contentos", aseguran. En esta valoración incluyen al personal que ya tenía el CPR y que "desde el minuto uno nos han dado un trato muy cercano".
"La directora del Colegio España, que es al centro al que estamos adscritos, ha luchado mucho por el CPR y por nuestros niños. Las aulas están bien equipadas y el equipo es muy bueno, porque incluso tenemos profesor de inglés y un ATS. Por eso, cuando se abran las aulas modulares, queremos que todo este personal que es fantástico, siga ocupándose de nuestros hijos. Ellos nos dan seguridad", dijo una de las madre.