www.melillahoy.es
Imbroda y Quevedo pusieron ayer la primera piedra de esta importante obra
Imbroda y Quevedo pusieron ayer la primera piedra de esta importante obra (Foto: Guerrero)

Empiezan las obras para instalar nuevas tuberías en el Paseo Marítimo y construir el carril bici principal

El carril bici, que irá desde el Dique Sur hasta las Torres, será bidireccional, son 2.961 metros en cada sentido

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

La Ciudad Autónoma de Melilla dio comienzo ayer a una obra “importante” para instalar nuevas tuberías a lo largo del Paseo Marítimo, con las que se potenciará el tratamiento de aguas residuales para destinarlas al riego de zonas verdes. Una actuación que será aprovechada para construir el primer carril bici de la ciudad, ya que hay que abrir grandes zanjas para después volver a asfaltar el Paseo.
El presidente del Gobierno de Melilla, Juan José Imbroda, y el consejero de Coordinación y Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, pusieron la primera piedra de este proyecto, cuyo presupuesto inicial era ligeramente superior a los dos millones de euros, y que finalmente supondrá una inversión de 1.459.768 euros.
Las obras se prolongarán durante 8 meses y han tenido que ser planificadas entre la Ciudad Autónoma y la constructora para establecer diversas fases con dos equipos de trabajo, de manera que el avance de los trabajos no perjudiquen a las playas en verano ni tampoco a las obras deportivas programadas en las próximas semanas.

Tres obras en una
Imbroda y Quevedo destacaron en declaraciones a los periodistas la importancia de esta actuación, que supone “tres obras en una”, y que permitirá cumplir varios objetivos, entre ellos un ahorro de producción de agua de la desaladora, cuantificado en unos 3.000 metros cúbicos diarios.
También con esta obra se conseguirá ampliar la red de agua depurada de tratamiento terciario, que será destinada al riego de zonas verdes de Melilla, entre ellas el Parque Hernández y el Parque Lobera, situados en el centro urbano.
Todo ello será posible gracias a la instalación de dos grandes tuberías que conectarán la estación de bombeo y la estación depuradora, de manera que una, de 60 centímetros de diámerto, envíe desde la planta del Río de Oro hasta la depuradora de la Hípica las aguas residuales. La obra tubería, de 20 centímetros, realizará el recorrido inverso una vez que estas aguas ya hayan sido sometidas al tratamiento terciario.

Carril bici
Medio Ambiente aprovechará esta obra, con la que habrá que levantar el asfalto del Paseo Marítimo y pavimentarlo de nuevo, para construir el primer carril bici de Melilla, que será bidireccional y tendrá una longitud de 2.961 metros lineales en cada uno de sus dos carriles.
Según el consejero, este será el carril bici principal de Melilla, que irá desde el Dique Sur hasta las Torres V Centenario, y que más tarde será complementado con ramales, bifurcaciones y carriles secundarios, con el objetivo de avanzar en el cumplimiento del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS).
De esta manera, además, se logrará “un calmado de tráfico” en el Paseo Marítimo, que perderá uno de sus dos carriles de tráfico rodado a favor del carril bici, aunque no afectará a los aparcamientos. Todo ello, destacaron Imbroda y Quevedo, redundará en una mayor seguridad para peatones y ciclistas en una de las zonas más transitadas por ambos colectivos en Melilla.