www.melillahoy.es
Melillenses celebrando la llegada del Año nuevo en bares y restaurantes
Melillenses celebrando la llegada del Año nuevo en bares y restaurantes

Enrique Roldán: “Hay que fijarse objetivos que podamos cumplir”

El psicólogo de la Cruz Roja de Melilla nos da algunos consejos para empezar bien el 2018

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Enrique Roldán, psicólogo de la Cruz Roja de Melilla, nos propone algunos consejos para empezar el año de la mejor forma. Primero, explica que hay que marcarse unos objetivos que sepamos que vayamos a cumplir, después concienciarnos de la importancia del esfuerzo y del trabajo y por último cuidar nuestras relaciones con las personas que nos rodean. Además, para ser positivos en este 2018 hay que procesar las cosas que nos vayan ocurriendo y no venirnos abajo.
¿Cuáles son los consejos que recomienda para empezar bien el año?
Fundamentalmente cuando tú te planteas unos objetivos cuando empieza un Año nuevo, hay que elegirlos que sean acordes o que creas que serás capaz de cumplir. Muchas veces caemos en el error de poner por delante unos objetivos que prácticamente sabemos a ciencia cierta que no vamos a poder alcanzar, como dejar de fumar, ir al gimnasio y repetimos un año detrás de otro esos fines y lo primordial es que nos planteemos metas que seamos capaces de alcanzar y de trabajar por lograrlas.

Después, también tenemos que concienciarnos de la importancia del trabajo, del esfuerzo tanto en el plano personal como profesional. Muchas veces deseamos tener éxito pero éstos no vienen por sí solos sino que necesitan esfuerzo y trabajo por nuestra parte.

Por último es imprescindible cuidar las relaciones que tenemos con la familia, con los padres, con los hijos, con las parejas, etc.
¿Qué piensa que es mejor una perspectiva a corto o a largo plazo?
Siempre tienen que ir vinculadas, es muy importante ponerse metas a corto plazo porque son las que te van a motivar a la hora de ir alcanzando poco a poco los objetivos, pero que esas metas estén vinculadas a un largo plazo. Por ejemplo, si te quieres ir de vacaciones en verano, poco a poco cada mes tienes que ir ahorrando para conseguir ese objetivo, la meta está en conseguir el dinero para poder irte.
¿Y si no se cumplen los objetivos que nos hemos marcado?
Pues tendremos que revisar los objetivos que nos ponemos sin que nos cueste trabajo. Muchas veces a lo mejor pensando por ejemplo decimos quiero aprender ingles este año que viene, pero por lo que sea no te va bien, no tienes tiempo, cambian tus circunstancias personales a lo mejor tienes que replantearte los fines. Éstos no son algo inamovible sino que puedes ir cambiándolos. No venirnos abajo porque no los hemos conseguido, es como cuando decimos quiero ir al gimnasio, pero a lo mejor hay que empezar a cambiar un poco los hábitos de vida antes de apuntarte. O salir a andar antes de prepararte la Africana, programar unas metas que sean más alcanzables. No hay que frustrase sino revisar el planteamiento que hicimos al principio.
¿Para ser positivo en este nuevo año es algo mental o hay que trabajarlo?
Las dos cosas, porque por un lado es un estado mental en el que tienes que ser capaz de procesar de manera positiva las cosas que te pasan, y después un poco que tu también veas frutos de tu trabajo, de tu esfuerzo, que se vayan consiguiendo las cosas que te has replanteado poco a poco porque se retroalimentan. Pero sin ese primer estado mental constructivo es muy difícil que se consigan las cosas.