www.melillahoy.es

En cuanto a los movimientos migratorios intracomunitarios, las ciudades autónomas pierden población joven en favor a otros territorios

Las ciudades norteafricanas pierden población menor de 30 años en favor a otros territorios
Las ciudades norteafricanas pierden población menor de 30 años en favor a otros territorios

Melilla recibe a 4,2 personas extranjeras menores de 30 años por cada 1.000 residentes

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España (CJE) desvela en su último informe que Ceuta y Melilla reciben a 4,2 personas extranjeras menores de 30 años por cada 1.000 residentes. En cuanto a los movimientos migratorios intracomunitarios, las ciudades autónomas pierden población en favor a otros territorios del estado.
Según el CJE, este flujo migratorio está protagonizado por personas jóvenes extranjeras. Se ha reducido considerablemente tanto el número de este colectivo que han emigrado a otro país desde Ceuta y Melilla, como los que han llegado desde el extranjero.

La mayor disminución de las personas menores de 30 años que ha emigrado, se ha dado entre las de origen extranjero, que constituyen un 54,5 por ciento del total, aunque también se ha reducido el número de las que han salido hacia otro país un 20,25% en relación al 2016.

Respecto a mismo este sector social de origen español, el Consejo de la Juventud señala una caída del 11,02% de la emigración hacia el extranjero, mientras que en el caso de los movimientos de entrada hay un incremento interanual del 15,91%.

Intracomunitarios
En cuanto a los movimientos intracomunitarios, según el CJE, las ciudades norteafricanas pierden población menor de 30 años en favor de otros territorios del estado, pese a una cierta mejora de la situación con una pérdida neta de 1,9 personas por cada 1.000 residentes
Esta pérdida aumenta a medida que crece la edad, alcanzando las 11,4 personas entre la población de 25 y 29 años, y las 17 entre las que tienen de 30 a 34 años. Por otro lado, el saldo es positivo para las personas de 16 a 24 años. Son las de este sector social de origen extranjero las que protagonizan esta reducción de población. El Consejo de la Juventud destaca que las personas menores de 30 años de origen español muestran un saldo migratorio interautonómico, a pesar de que se vuelve negativo a medida que avanza la edad.