www.melillahoy.es

El abanico

El muerto goza de buena salud

Rosa Villacastín

google+

Comentar

Imprimir

Enviar



Cualquiera que haya leído las informaciones sobre la "muerte" de Gonzalo Montoya, el preso asturiano que resucitó cuando le iban a hacer la autopsia, pensaría que se trataba de una inocentada. No, no lo era, por más que parezca el guión de una de esas series que suelo ver en televisión cuando tengo insomnio y no hay manera de pegar ojo.

Para acceder a este contenido debe estar suscrito. Si ya lo está, por favor indique su usuario y contraseña.




<< Atrás
Darme de alta
Olvidé mi contraseña
Tu zona de usuario