www.melillahoy.es
La diputada de Unidos Podemos Eva García Sempere en la puerta del CETI
La diputada de Unidos Podemos Eva García Sempere en la puerta del CETI

Una diputada de Unidos Podemos dice que en Melilla se incumple la ley con los menores

A su juicio, el trato que se les da en La Purísima es “un ejemplo muy claro de la ciudad sin ley que en muchos casos puede ser Melilla”

sábado 13 de enero de 2018, 04:00h
La diputada nacional de Unidos Podemos Eva García Sempere afirmó ayer que no se está cumpliendo la legislación española con los menores extranjeros no acompañados en Melilla, ciudad donde asegura que se produce una “suspensión clara de los derechos fundamentales” de este colectivo en territorio español. En rueda de prensa, García Sempere dijo que el tratamiento que se da a los menores inmigrantes en el centro de acogida de La Purísima, dependiente de la Ciudad Autónoma, es “un ejemplo muy claro de la ciudad sin ley que en muchos casos puede ser Melilla”.
La diputada denunció que ayer por la mañana, después de que en la noche anterior se le denegara la entrada a las 22.30 horas en el centro de La Purísima, pudo comprobar cómo había hasta 28 menores en una habitación, con “colchones en el suelo” y literas, una situación que “en agosto tiene que ser tremenda” por el calor.
“Si hay un problema de saturación en el centro de más del doble sobre su capacidad, la solución no pueden ser colchones ni literas, sino abordarlo de manera integral, dando el mejor tratamiento posible porque estamos hablando de menores”, afirmó García Sempere.
Además de la situación en los centros de acogida, la parlamentaria denunció también que en Melilla hay menores que no tienen acceso a la Educación ni a la Sanidad, cuestiones que “serían un verdadero escándalo y no serían consentidas en ninguna otra ciudad del Estado español”.
“Melilla es tan ciudad sin ley, que los menores tienen que recorrer un trazado largo hasta llegar a los centros de acogida, y sin embargo, hay un centro penitenciario y una incineradora en mitad de la ciudad”, aseguró la diputada de Unidos Podemos, convencida de que estas cuestiones serían “aberrantes” en otros lugares.
Según la parlamentaria, el problema podría ser de voluntad política y no de dotación presupuestaria, dado que los centros de menores reciben 5 millones de euros anuales y, sin embargo, “la situación es manifiestamente mejorable”, de ahí que se comprometiera a que su grupo pondrá “toda la carne en el asador” para que estas políticas “empiecen a cambiar”.

“Excepcionalidad”
A su juicio, lo primero que habría que hacer es “aplicar el cumplimiento de la legislación española” y resolver el problema de saturación de los centros de acogida trasladando a menores a otros puntos de la península al tratarse de un “momento de excepcionalidad” como ocurrió en Canarias en 2006.
Sin embargo, aseguró que ese “momento de excepcionalidad” lo debería marcar la Consejería de Bienestar Social, o en su caso el fiscal de menores actuando de oficio, pero según la diputada, el director del centro le dijo ayer que ambos llevan “alrededor de un año sin aparecer” para hacer un informe de la situación.
La afirmación de la diputada fue desmentida por el propio director del centro de La Purísima, Suliman Abdeslam, que en declaraciones a MELILLA HOY, aseguró que él mismo le informó de que la Fiscalía de Menores “visita el centro al menos 5 veces al año, y su última visita ha sido hace menos de 3 meses”.
En cuanto al consejero de Bienestar Social, el director de La Purísima dijo que “sus visitas son frecuentes y la última hace menos de un mes, que estuvo más de 2 horas acompañando a eurodiputados”. Recordó además la Consejería de Bienestar Social “tiene asignado un técnico que visita el centro mínimo 3 veces a la semana, además de las visitas del Director de Servicios Sociales y de Menores”.

Competencias
La diputada, en su comparecencia, dijo que su partido no tiene tan claro como CPM que devolver las competencias vaya a resolver el problema. Afirmó que van a estudiar si es “la mejor vía”.