www.melillahoy.es
La naviera marroquí AML plantará cara a Armas

La naviera marroquí AML plantará cara a Armas

Ante el futuro “monopolio” de Armas, AML plantea un cambio de estrategia que implica la puesta en marcha de nuevas conexiones con España

domingo 21 de enero de 2018, 04:00h
La naviera marroquí AML, que opera -entre otros- en el vecino puerto de Beni Enzar, se ha planteado una nueva estrategia de expansión, con la apertura de nuevas líneas y un aumento en inversión, a raíz del anuncio de la compra de Trasmediterránea por parte de Armas. Según el jefe de proyectos de AML, El Habib Haider, esta estrategia va encaminada a preservar la participación de AML en el mercado ante la dimensión de “monopolio” que adquirirá Armas.
La compañía naviera AML, una alianza entre BMCE (Banque Marocaine du Commerce Extérieur), Bank of Africa y el grupo griego Attica, planea activar nuevas líneas marítimas, principalmente rumbo a España, Francia e Italia, según declaró el jefe de desarrollo de proyectos de BMCE, El Habib Haider.
A finales del pasado 2017, la naviera aumentó su capital en aproximadamente 200 millones de dirhams (casi 18 millones de euros), con lo que el capital total de la naviera se duplicó, ascendiendo a casi 400 millones de dirhams (en torno a 35 millones de euros).
Según palabras de El Habib Haider, recogidas por la agencia Media 24, “nuestra intención es respetar escrupulosamente los términos de los contratos que nos vinculan a las autoridades marroquíes. Este acuerdo se refiere a a la apertura de varias nuevas líneas de navegación. Además, seguimos la evolución del mercado, que determinará si debemos, a corto plazo, comprar o fletar nuevos barcos”.
El objetivo de esta nueva estrategia de expansión que debería concretarse en las próximas semanas, es reajustar las perspectivas de desarrollo de AML, especialmente a la luz de la evolución del entorno marítimo Mediterráneo, en el que “la competencia es realmente dura”.
Al hablar de competencia, el responsable de proyectos de AML hace referencia “al grupo español Armas”, que con su iniciativa de adquirir Trasmediterránea -compañía con mucha actividad en las líneas de Tánger-Algeciras, Nador-Almería, Melilla-Almería o las Islas Baleares- va camino de convertirse en un “monopolio” con una flota total de 33 barcos navegando por el Mediterráneo y las Islas Canarias.
Esta adquisición ha puesto en alerta al grupo BMCE, que reposicionará a la naviera (AML) para “preservar su participación en el mercado y garantizar nuestro desarrollo en un entorno marítimo cambiante”.