www.melillahoy.es

ATLETISMO - COMPETICIÓN

Pódium  conjunto de las categorias masculina y femenina
Pódium conjunto de las categorias masculina y femenina (Foto: Guerrero)

Houssame Benabbou y Teresa Urbina se proclaman campeones de España

XXVII CAMPEONATO DE ESPAÑA DE MEDIA MARATÓN 2018

domingo 21 de enero de 2018, 04:00h
Houssame Eddine Benabbou, de la A.D. Marathón de Madrid, se ha proclamado ayer sábado, en la Ciudad Autónoma de Melilla, nuevo campeón de España de Medio Maratón, tras imponerse en la línea de meta con un tiempo de 1.03.54. La prueba, clasificatoria para el Mundial de Valencia del próximo día 24 de marzo, se ha disputado con la participación de 150 corredores de categorías absoluta y master, en un recorrido urbano sobre asfalto de 21.097 metros de distancia, mientras que en féminas se impuso la cacereña María Teresa Urbina, del F.C. Barcelona, con un tiempo de 1.13.38.
El atleta hispano marroquí, nacido en Oujda, marchó durante toda la carrera en el grupo de cabeza, compuesto por nueve corredores, aunque en los últimos kilómetros consiguió una ligera ventaja de sus adversarios para entrar en solitario a meta, a 21 segundos de distancia de Santiago Camilo Raúl Santiago, del Club Añares La Rioja, mientras que la tercera plaza fue para el catalán Jaume Leiva Beato, del C.E. Irunwithleiva, que entró a una distancia de 22 segundos del campeón.
Por su parte, en féminas se impuso la cacereña María Teresa Urbina, del F.C. Barcelona, con un tiempo de 1.13.38, mientras que la segunda y la tercera posición se las adjudicaron Elena Loyo (Bilbao Atletismo) e Irene Pelayo, con un crono de 1.14.00 y 1.14.08, respectivamente.
Por lo que respecta a la categoría master masculina, el gran vencedor fue Camilo Raúl Santiago, del Añares La Rioja, con un registro de 1.04.14, seguido por Mohamed Boucetta (Atletismo Albacete) e Ignacio Cáceres Llorca (C.A. Carnicas), que entraron a meta con un tiempo de 1.06.35 y 1.08.38, respectivamente.
Además, el triunfo femenino de la categoría master fue para Elena Loyo Menayo, del Bilbao Atletismo, que paró el crono en 1.14.00, superando en tan solo 8 segundos de distancia a Irene Pelayo González (Pielagos) y en 36 segundos a Marta Esteban Poveda (C.A. Carnicas Serrano).
Al término de la competición, Eddine Benabbou -que ha mejorado marca con respecto a su última prueba nacional de 1.04.37- se mostró satisfecho de su triunfo y sobre todo por clasificarse para el Campeonato del Mundo. "Estoy muy contento porque venía con la idea de lograr la mínima para el Mundial y de terminar la prueba entre los cuatro primeros para estar en la prueba de Valencia. He cumplido con mi objetivo y además me he proclamado campeón de España".
Sobre su triunfo, el nuevo campeón de España dijo que pudo aguantar el ritmo impuesto por la liebre, contratada por la Federación Española. "Me ayudó hasta el kilómetros veinte, que fue cuando apreté para llegar a meta en primera posición, aunque en el kilómetro doce comencé a tirar, pero no me atrevía de hacerlo al máximo porque aún faltaban 9 kilómetros por delante, pero a partir del 14'5 pegué un tirón y vi que mis rivales se quedaron atrás y llegué a meta con todas mis fuerzas".
Por último, resaltó que es bastante joven para afrontar el Mundial, aunque lo conseguido es un premio. "Tengo 24 años y esta prueba requiere bastante madurez, pero se me está dando bastante bien esta distancia y voy a disfrutar muchísimo reprensentando a España, aunque sobre todo es un premio para mí".
Por otro lado, María Teresa Urbina, reciente campeona de España de Medio Maratón en Melilla, aseguró que la victoria no fue nada fácil. "En la lista de salida estábamos muy igualadas las participantes, pero en mi caso yo estaba un poco más fuera de lugar porque he debutado en un Campeonato de España. Me sentía un poco desubicada porque no controlo tanto las sensaciones, pero me he visto muy bien al final, aunque al principio de la prueba he apretado algo y a partir del kilómetro 15 me he quedado sola, con todo el viento en contra, pero he sabido sufrir para ganar".
Para finalizar, la atleta cacereña planteó su estrategia con la idea de salir "con una media de 3.30 de tiempo para asegurar la mínima del Campeonato del Mundo e ir controlando sensaciones, aunque mi entrenador me ha sabido frenar al principio y he podido aguantar el tramo final para proclamarme campeona de España".