www.melillahoy.es
Melilla Hoy 23/10/2017    28 de mayo de 2018

Editorial

Melilla va dando pequeños pasos en un camino lento, pero seguro, hacia la movilidad urbana sostenible. Es cierto que aún vemos día a día una enorme dependencia del vehículo particular, pero en las últimas semanas estamos viendo muestras de que esta ciudad quiere avanzar hacia una forma de desplazamiento más sostenible, respetuosa con el Medio Ambiente y la salud de todos
El drama que no cesa
Esta oleada de pateras preocupa porque las mafias de la inmigración ya no se frenan ante nada, ni ante el mal tiempo ni tampoco ante la posibilidad de pinchar sus embarcaciones para forzar la entrada en Melilla de subsaharianos a pesar de que podrían ahogarse porque no saben nadar
La mujer en el deporte de Melilla
La reciente Gala de los Goya, en la que se entregan los premios del cine español, ha servido para reivindicar una mayor presencia de la mujer, lo que nos debe servir también para que en Melilla hagamos lo mismo, pero en el deporte.

Carta del Editor

La España, y la Melilla, que siguen valiendo tanta pena
La España, y la Melilla, que siguen valiendo tanta pena
Continúa avergonzándonos la tragicomedia de Cataluña, su Parlamento, el tipejo bruselés, la atención desmesurada de gran parte de la prensa sobre las andanzas del “tocomocho” separatista, la confirmación del error de haber convocado las elecciones catalanas tan pronto y en tan malas condiciones. Vuelve a ser de actualidad lo que escribió hace cuarenta años Jiménez Losantos: “Si perdemos el sentido de la libertad, que es la raíz de la ciudadanía, nuestra herencia cultural, que constituye nuestra mayor fortuna, queda privada de su valor, de la condición ética que merece la subsistencia de toda cultura y de toda nación...
Los melillenses, al igual que el resto de españoles, asisten atónitos al espectáculo que está ofreciendo el independentismo catalán y que tanto daño está haciendo a la economía de todos nosotros
En el asunto de la integración de la Unión Aduanera , como en otras reivindicaciones conjuntas, las dos Ciudades Autónomas van a ir de la mano, analizando al mismo tiempo la manera de sacar más partido al Régimen Económico y Fiscal. Es necesario que ese camino conjunto que piensan hacer Ceuta y Melilla no se eternice, como tantas cosas que dependen de la Administración Pública
Los datos están ahí, son oficiales y nadie los puede negar. Pero hay una realidad, y es que parte del empleo que se está generando no es de buena calidad, con mucha temporalidad y condiciones que no permiten en muchos casos que el trabajador pueda vivir de forma autónoma, con estabilidad y sin el apoyo de otras personas
Una inversión bien rentabilizada
Nunca un patrocinio como el realizado con la Selección Española de Balonmano, flamante Campeona de Europa con el nombre de MELILLA en su camiseta, había resultado tan rentable
Desde aquí siempre hemos denunciado su estado tercermundista, pero las críticas siempre caen en saco roto. Aunque se responde con un mensaje tranquilizador y de futuro que existe un proyecto de pistas polideportivas y convertibles, para los días de partido, en zona de aparcamiento para disfrute de los melillenses, lo cierto es que la promesa nunca se cumple y son ya más de diez años esperando que se inaugure esa 'maravillosa' instalación deportiva

Carta del Editor

Confianza en el futuro
Confianza en el futuro
Me regalan un libro muy curioso, muy interesante, de un profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalén, Yuval Noah Harari, con el título de "Sapiens. De animales a dioses", y el subtítulo de "Breve historia de la humanidad". Un libro "interesante y provocador", como dice Barack Obama en la contraportada. Un libro que explica, entre otras muchas irreverencias ilustradas, que la única ideología moderna que todavía concede a la muerte un papel central -en contra del proyecto principal de la revolución científica, que es dar a la humanidad la vida eterna- es el nacionalismo (la pestilencia nacionalista, como la definió Stefan Zweig), que "en sus momentos más poéticos y desesperados promete que quien muera por la nación vivirá para siempre en su memoria colectiva, pero esa promesa es tan confusa que incluso la mayoría de los nacionalistas no saben realmente qué hacer con ella".
0,203125