www.melillahoy.es
Melilla Hoy 23/10/2017    22 de junio de 2018

Editorial

Melilla ha sido noticia este fin de semana, una vez más, a nivel nacional e internacional, dando una excelente imagen a la Ciudad por la celebración de la Gala de los Premios Melilla Deporte 2017 y de la IV Copa de Europa de Triatlón. Ambos acontecimientos, como no podía ser de otra manera, fueron todo un éxito.

Carta del Editor

Separar religión y política
Separar religión y política
Quienes no conocen el pasado están condenados a repetirlo, decía George Santayana, filósofo norteamericano nacido en España. Santayana se basaba en la conocida como "la trampa de Tucídides", el ateniense considerado como el padre de la historiografía científica, y en su narración de la guerra del Peloponeso, en el siglo V a.C., entre Atenas y Esparta. Tucídides sostenía, y esa era la trampa, que existía una tentación estructural letal que se produce cuando una potencia nueva reta a otra establecida, lo que crea las condiciones para que estalle una guerra. Eso ocurrió entre Atenas y Esparta y puede ocurrir, según algunos historiadores modernos, entre Estados Unidos y China.
El hecho de que tengamos que pagar ahora en Melilla 5,4 millones que Montoro se había comprometido a financiar viene a demostrar que o bien su palabra de ministro tiene escasa o nula credibilidad, o que se le ha olvidado incluir esta importante partida para Melilla en los Presupuestos Generales del Estado
No deja de ser paradójico que volar a Almería, Granada y Sevilla, tres líneas que está bien que tengamos, pero que son las menos utilizadas (y por eso fueron suprimidas), vaya a ser más barato que hacerlo a Málaga y Madrid, los dos destinos que más interesan a los melillenses
Cómo entran los Menas en Melilla
Viendo esta fotografía facilitadas por melillenses que atraviesan con asiduidad los puestos fronterizos que separan nuestra ciudad de Marruecos se puede entender que los menores extranjeros no acompañados (Menas) son capaces de hacer cualquier cosa con tal de lograr su propósito de pasar a Melilla.

Carta del Editor

 Las fronteras



Las fronteras de Melilla con Marruecos funcionan bien. Las fronteras de Melilla con Marruecos funcionan mal. Son, evidentemente, dos conceptos antagónicos. Son lo opuesto, lo contrario, lo que no puede coexistir en el mismo tiempo y sobre la misma cosa. Una de las dos afirmaciones tiene que ser verdad y la otra mentira, que se define como lo contrapuesto a la verdad. Y si, como decía Platón, la verdad nos hará libres, aún admitiendo que puede no haber verdades absolutas, la razón y el pragmatismo nos obligan a pronunciarnos sobre el importante hecho, para nuestra ciudad, de si las fronteras funcionan bien o mal, e incluso sobre si funcionan mejor o peor que antes, rechazando de plano que puede ser que ambas cosas -el bien y el mal fronterizo- coexistan simultáneamente, como no pueden coexistir la verdad y la mentira.
Las fronteras
Aunque las mayorías no siempre tienen razón, en este espinoso caso de la frontera me parece claro que, si los que utilizan las fronteras por obligación o por lo que sea, opinan casi por unanimidad que funcionan mal, es que funcionan mal. Además, eso se nota, se palpa, en la ciudad: económicamente Melilla está mal, eso es inocultable y así no se puede seguir. Y mientras Melilla siga teniendo el tipo de economía que tiene -casi todo público o dependiente de lo público- el imprescindible cambio no se va a poder producir.

El gesto de la Peña Real Madrid en el derbi con la Peña Barcelonista de la División de Honor Juvenil de Fútbol Sala interpretando el himno nacional fue de mal gusto. No venía a cuento, máxime porque todos los jugadores del equipo azulgrana son melillenses, y además ni son independentistas ni son catalanes, es decir son deportistas y la política poco o nada les importa

Carta del Editor

Bofetada del Gobierno alemán al español

Bofetada del Gobierno alemán al español
Pero lo que resultaría ya más que incomprensible para la mayoría de los españoles es que el Gobierno español permanezca impasible e inactivo ante lo que ha protagonizado el Gobierno alemán, por mucho que este se pueda escudar en la "independencia judicial" y algún representante del Gobierno español insista en la manida, falsa, torpe frase de que "respetan lo que dice cualquier justicia".
Sorprende esta querella de CpM. Primero, por el hecho de que se vaya a presentar siete meses y medio después de los hechos ocurridos. Y después, porque ha recurrido al mediático abogado Gonzalo Boye, que es quien defiende a de dos ex consejeros de la Generalitat de Cataluña, Meritxell Serret y Antoni Comín, que huyeron de la Justicia española, rumbo a Bélgica, junto al ex presidente Carles Puigdemont
0,3125