www.melillahoy.es
Melilla Hoy 23/10/2017    16 de enero de 2018

Justicia

El dilema de la prisión permanente revisable; qué es y cuál es la polémica

Con motivo de la polémica en torno a la posible anulación de la PPR, preguntamos al decano de los jueces de Melilla, Fernando Germán

La posible anulación de la prisión permanente revisable, una medida introducida en el código penal por el PP en 2015 que implica la posibilidad de aplicar la cadena perpetua a los autores de los crímenes más graves, ha provocado la indignación popular. Desde MELILLA HOY hemos contactado con Fernando Germán Portillo, decano de los jueces en Melilla, para conocer los principales aspectos de esta pena y conocer cuáles son las razones de la polémica que la rodea desde incluso antes de su aplicación, polémica que podría implicar que la medida tenga los días contados. Germán Portillo citó su “regular” ajuste a la Constitución o su “escasa utilidad” de cara a conseguir la reinserción de los reos en la sociedad, entre otras fuentes de polémica.
Petición de un año de prisión por robar el móvil a una joven frente a La Salle

El acusado fue detenido por un agente de la Guardia Civil fuera de servicio que estaba llevando a su hija al colegio

El acusado robó el móvil a una chica en la plaza que hay frente al Colegio La Salle tras forcejear unos instantes con ella. Tras salir a la carrera, fue interceptado y retenido por un agente de la Guardia Civil que estaba fuera de servicio. A pesar de que la víctima trató de “quitarle hierro” al asunto, la Fiscalía pidió para él un año de prisión.
Le piden 6 meses de prisión por cambiar la cerradura y “dejar en la calle” a su mujer

El acusado es Guardia Civil y afirmó que cambió la cerradura por miedo a que alguien accediese a su arma reglamentaria

Una mujer ha denunciado a su marido por, supuestamente, “dejarla en la calle” tras cambiar la cerradura del domicilio familiar a raíz de una discusión. Según la acusación, el cambio de la cerradura “sin previo aviso” supone un “acto violento” dado que, al continuar estando vigente el matrimonio entre ambos en aquél momento, se impidió el acceso de la mujer a su legítimo domicilio. Según el acusado, agente de la benemérita, sí que avisó del cambio de la cerradura -a su suegro, que lo negó en el juicio- y dicha acción estuvo motivada por el miedo del acusado a que su mujer u otra persona pudiese acceder a su arma reglamentaria, que guardaba en la casa.
Le piden 2 años por pegar a su mujer: “si le quitan la residencia por esto me mata”

La mujer, que no declaró en el juicio, manifestó en su momento a los agentes que la atendieron que las agresiones eran frecuentes

En la noche del pasado 30 de diciembre, la Policía Local atendió una llamada en la que los vecinos alertaban de un posible caso de maltrato en el ámbito doméstico. Una vez desplazados a la vivienda, situada en la calle Azucena, frente a las naves, se encontraron con una mujer con claros signos de haber sido agredida -sangre en la boca, pelo alborotado y gestos de dolor- y con su marido, que se encontraba tumbado “como si nada” en la habitación del matrimonio. Aunque la mujer contó a los agentes que las agresiones eran frecuentes y que temía por su vida si le denunciaba, finalmente se negó a declarar en el juicio. La Fiscalía pide para el acusado un total de 2 años de cárcel y 4 años de orden de alejamiento y prohibición de comunicaciones.
Asalta a su mujer en la calle para robarle el móvil y le “caen”dos años de prisión

El acusado, que se encontraba en trámites de divorcio, reconoció los hechos que se le imputaban y aceptó la rebaja de condena

Sobre las nueve y media del pasado 20 de diciembre, un hombre asaltaba a su mujer , de la que está separado y en pleno proceso de divorcio, en plena calle de García Cabrelles con la intención de robarle el móvil. Tras abalanzarse sobre ella, profiriendo insultos y amenazas y llegando a golpearla, consiguió hacerse con el teléfono y salir a la carrera. El acusado, que ha reconocido los hechos ante el juez, ha recibido por ello una rebaja en la propuesta de condena que ha realizado el Ministerio Fiscal, de manera que deberá cumplir un total de dos años de cárcel y realizar 120 días de trabajos en beneficio de la comunidad.
Petición de un año de prisión por amenazar a su cuñada con “coger un cuchillo”

La denunciante, que vive en la misma casa que el acusado, declaró estar dispuesta a perdonarle “porque es familia”

Una fuerte discusión familiar el pasado 18 de diciembre provocó la intervención de la Policía Local. Los protagonistas del enfrentamiento fueron el acusado y su cuñada, la hermana de su mujer. Según declaró la cuñada, quien necesitó de la asistencia del intérprete, el acusado se alteró mucho y comenzó a echarla del domicilio a gritos, amenazándola con matarla, con “quemar la casa” o con “coger un cuchillo”. A pesar del tono, la cuñada declaró que se trató “sólo de una discusión” y declaró estar dispuesta a perdonar al acusado. La Fiscalía solicitó para el acusado una pena de un año de prisión por un delito de amenazas.
Conesa se preguntó “quién resarce ahora” de este daño producido a la imagen de la exconsejera de Cultura
Conesa se preguntó “quién resarce ahora” de este daño producido a la imagen de la exconsejera de Cultura

Esta decisión judicial supone el rechazo de los recursos presentados por el exdiputado socialista Dionisio Muñoz y la Fiscalía en el caso de los libros ‘Melilla y su Judaísmo’, en el que acusaban a la exconsejera de malversación de caudales y prevaricación

La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Málaga con sede permanente en Melilla ha decretado el archivo definitivo de la causa que había abierta contra la exconsejera de Cultura del Gobierno de Melilla Simi Chocrón, tal y como ya había acordado previamente el juzgado de instrucción que llevaba el caso. En rueda de prensa, el vicepresidente primero de la Ciudad Autónoma, Daniel Conesa, dio a conocer ayer esta decisión judicial, lo que supone el rechazo de los recursos presentados por el exdiputado socialista en la Asamblea y exsecretario general del PSOE Dionisio Muñoz y la Fiscalía.
Petición de 2 años a un argelino por robar el móvil a una residente del CETI

El acusado, que cuenta con antecedentes por robo, se encontraba expulsado preventivamente del Centro por una agresión a su mujer

El pasado 3 de enero, sobre las 18:30 de la tarde, se produjo un incidente entre una residente del CETI originaria de Burkina Fasso y otro residente -en situación de expulsión preventiva- de origen argelino cuando este último supuestamente le sustrajo a la joven un móvil tras forcejear con ella. El acusado, que fue reconocido por la víctima al enseñarle los guardias la foto de su ficha de residente, fue “capturado” por un grupo de residentes subsaharianos que salió tras él. La Fiscalía pide para el acusado, quien afirma que todo se trata de una confusión, un total de 2 años de prisión y 900 euros de multa por un delito de robo con violencia y otro de lesiones.
Petición de prisión por agredir a un agente y “colar” a una menor por Beni Enzar

Los acusados, marido y mujer, se negaron a acatar las órdenes del agente y forcejearon con él para que su hija -menor- accediese a la ciudad

Sobre las 21:30h del pasado 23 de diciembre, un matrimonio acompañado de una menor trató de acceder a Melilla en coche por Beni Enzar . El agente encargado del control rechazó la entrada de la menor por carecer ésta de la pertinente documentación, motivo por el cuál el grupo volvió a intentar, y de hecho consiguió, acceder por el paso peatonal. Al ser descubiertos por el agente del primer control, comenzó un forcejeo con la madre y el padrastro, situación que permitió a la joven huir hacia Melilla y en la que el agente fue agredido. La Fiscalía pide 20 meses de prisión para ambos y el pago de dos multas de 1.800 euros.
Declaran los dos policías que detuvieron al hombre acusado de quebrantamiento

El hombre fue “cazado” descolgándose por la azotea del edificio donde reside su mujer, con la que tiene una orden de alejamiento

La Fiscalía se reafirmó ayer en su petición de 9 meses de cárcel para el hombre que fue “cazado” descolgándose de una azotea tras supuestamente incumplir una orden de alejamiento de su mujer que se le había impuesto días atrás. Tras tener que aplazarse el juicio el pasado diciembre, el proceso se retomó ayer con las declaraciones de los dos agentes de paisano que presenciaron cómo se descolgaba de la terraza e intervinieron en su detención. Según los agentes, el acusado salió por la fachada del edificio hasta entrar en casa de un vecino. La defensa achaca el suceso a “una pequeña confusión” del acusado (en relación con la orden), que además se encontraba visitando a su madre enferma, y pide por tanto la libre absolución para el mismo.

0,169921875