Melilla Hoy 22/1/2017    22 de enero de 2017

Inmigración

En el marco de la Operación Sónar, un dispositivo especial de la Policía Nacional contra la inmigración irregular hacia la península

La operación pretendía reducir las entradas irregulares de polizones procedentes de los puertos de Ceuta y Melilla
La operación pretendía reducir las entradas irregulares de polizones procedentes de los puertos de Ceuta y Melilla
La Policía Nacional ha detectado en el último mes a medio millar de inmigrantes magrebíes, principalmente menores de edad, que pretendían llegar a Europa desde los puertos de Ceuta y de Melilla en el marco de la Operación Sónar. Este dispositivo especial en los puertos de las dos ciudades autónomas tenía como objeto frenar la inmigración irregular que pretende llegar a las costas peninsulares en barcos, tanto de pasajeros como de carga, en los que se introducen, tratando de viajar ocultos como polizones.
El consejero, en la presentación de los educadores de calle en diciembre
El consejero, en la presentación de los educadores de calle en diciembre

La mayoría son adolescentes de más de 15 años, en buen estado de salud, muchos con problemas de adicción y todos afirman que los robos de los que les acusan los cometen adultos del vecino país

El consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura, manifiesta que el programa de educadores de calle que ha venido funcionado a lo largo del último mes ha permitido poner rostro y conocer las historias y el estado de salud de los llamados niños de la calle, jóvenes por lo general de más de 15 años que malviven en espacios insalubres con la esperanza de poder colarse en algún barco (en especial los de Marítima Peregar) y llegar a la península sin ninguna finalidad concreta. No obstante, apostilla el consejero que la existencia de educadores de calle todo el año no lograría acabar con la presencia de menores malviviendo fuera de los centros.
0,078125