Melilla Hoy 23/10/2017
22 de octubre de 2019, 5:54:03
Justicia


Le piden 2 años por asaltar una nave y amenazar a los agentes que le detuvieron

El acusado negó los hechos y aseguró que entró en la nave “a dormir” tras una discusión conyugal, no con intención de robar

Por Fernando Lamas Moreno

La noche del 3 de junio, un individuo rompió un cristal y arrancó una reja de una nave situada en la carretera del Polvorín, a fin de acceder a su interior. Los vecinos, alertados por el ruido, llamaron al propietario, quien a su vez llamó a la Policía. Los agentes sacaron de la nave al acusado, quien supuestamente amenazó a uno de ellos diciéndole “te voy a reventar”. El acusado negó que hubiera entrado en la nave a robar y dijo que, tras una pelea con su pareja, se había limitado a buscar un lugar donde pasar la noche. La Fiscalía interesó para el acusado una pena de dos años de prisión, uno por un delito de robo con fuerza en grado de tentativa y otro por un delito de amenazas. La defensa, al no ver ánimo de lucro, negó la tesis del robo y pidió la absolución del acusado.


La noche del 3 de junio de 2015, se produjo el allanamiento de una nave situada en la carretera del Polvorín, muy cerca del Monte María Cristina.
Los vecinos, alertados por el ruido, llamaron al propietario, que se personó en el lugar y vio las luces de su nave encendidas, motivo por el que llamó a la policía.
La policía apareció, llevándose detenido al acusado, que había roto un cristal y arrancado una reja para acceder a la nave. Los agentes declararon haber visto cómo el acusado tenía varias bolsas llenas de objetos listas para ser sacadas de la nave, aunque el propietario declaró en el juicio no tener nada de valor en el interior de la misma, y también declararon que, durante la detención, el acusado amenazó a uno de los agentes diciéndole “te voy a reventar cuando te coja” y “te vas a enterar cuando te vea en el puerto”.


Pelea conyugal
Si bien los agentes acusaron al individuo de un delito de robo con fuerza -en grado de tentativa- y otro delito de amenazas, el acusado se defendió negando que hubiera entrado en la nave con intención de robar, afirmando que había tenido una pelea con su pareja y que, al no tener dónde pasar la noche, decidió colarse en la nave, “yo iba a dormir porque había tenido problemas con mi mujer, ¿qué me iba a llevar? ¿basura?”.
La Fiscalía interesó para el acusado un año de prisión por un delito de robo con fuerza en grado de tentativa y otro año de prisión por un delito de amenazas. Así mismo, el Ministerio Público se negó a una posible suspensión de condena para el acusado, toda vez que le constaban antecedentes penales por delitos de diversa índole, por los que había sido ya condenado en 2011 y 2013.
La defensa, por su parte, argumentó que no existió tal robo ya que, aunque se admitió el forzamiento de la nave, no hubo ánimo de lucro, por lo que pidió la absolución de su patrocinado.

Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es