Melilla Hoy 23/10/2017
16 de diciembre de 2019, 9:51:48
Justicia


Les piden 4 años de prisión y 540 euros de multa por una pelea que acabó en atropello

Ambos acusados discutieron en el barrio de la Cañada, discusión que desembocó en un atropello intencionado que dejó un herido grave

Por Fernando Lamas Moreno

El 11 de junio de 2015, sobre las seis de la tarde, dos hombres entablaban una discusión en el barrio de la Cañada de Hidum, discusión que acabó con uno de ellos arrojando un objeto contundente al coche del otro -rompiéndole una ventanilla-, tras lo cual el conductor del vehículo trató de atropellarlo, causándole considerables lesiones en todo el cuerpo. Pese a que la Policía trató de investigar el suceso, no se pudieron localizar testigos presenciales. El Ministerio Público pide el pago de una multa de 540 euros por un delito de daños al acusado que lanzó el objeto, y un total de 4 años de cárcel para el autor del atropello, por un delito de lesiones.


El 11 de junio de 2015, sobre las seis de la tarde, en el barrio de la Cañada de Hidum, dos hombres -ambos acusados, de iniciales ficticias A.M. y L.H.- se encontraban enzarzados en una discusión cuando uno de ellos, A.M., arrojó un objeto contundente contra el cristal de la puerta trasera del vehículo de la mujer de L.H., haciéndolo añicos.
En ese momento, la reacción de L.H. fue dirigir el vehículo contra el cuerpo de A.M. con la intención de atropellarle. A.M. no pudo esquivar el golpe y sufrió, como consecuencia del atropello, lesiones de diversa consideración en antebrazo, mandíbula, cabeza y rodillas. Dichas lesiones tuvieron 10 días de baja a A.M.
El inspector de policía que realizó el informe del suceso afirmó que, tras el atropello en el que A.M. quedó “gravemente herido”, los agentes de la policía nacional implicados en el caso trataron, sin éxito, de localizar testigos presenciales que pudieran dar testimonio de lo que había ocurrido entre estos dos hombres.

Retirada
Ninguno de los dos acusados declaró, la acusación particular -en nombre de A.M.- se retiró y la única testigo que se presentó, la mujer de L.H. y propietaria del vehículo, rechazó reclamar por los daños causados al vehículo, toda vez que ya habían sido cubiertos por el seguro.
Pese a que todo parecía indicar que los acusados habían llegado a un acuerdo extrajudicial, el Ministerio Fiscal interesó una pena de 4 años de prisión para L.H. por un delito de lesiones y una pena de multa de 540 euros para A.M. por un delito leve de daños.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es