Melilla Hoy 23/10/2017
22 de octubre de 2019, 6:44:14
Justicia


Solicitan 9 meses de prisión para un acusado de abofetear a su exmujer en Puerto Noray

La acusación eleva la pena a un año de cárcel más tres años de orden de alejamiento mientras la defensa pide la absolución

Por Redacción

El 16 de diciembre de 2016, sobre las 20:30 horas, se produjo un enfrentamiento entre el acusado, agente de la Policía Local, y su exmujer, a la salida de uno de los pubs más concurridos del Puerto Noray. Según la Fiscalía, el acusado se dirigió a la denunciante y, sin mediar ésta provocación alguna, le propinó dos golpes en la cara que le causaron lesiones leves. Según la versión del acusado, la denunciante se dirigió a él insultándole e increpándolo tanto a él como a su nueva pareja y en ningún momento hubo agresión. El Ministerio Fiscal pidió 9 meses de prisión por un delito de lesiones en el ámbito familiar, mientras que la acusación particular elevó la petición a un año de prisión más tres de alejamiento.


Según los hechos descritos por la acusación, ejercida tanto por el Ministerio Público como por la Acusación Particular que se personó en el juicio en representación de la denunciante, la noche del 16 de diciembre de 2016, sobre las 20:30, la denunciante y otras tres amigas se encontraban en el Puerto Noray cuando una de ellas tuvo un encontronazo, en el interior de un Pub, con el exmarido de la denunciante y su nueva pareja.

La amiga que tuvo el encontronazo, al salir del Pub de vuelta a la terraza donde estaban reunidas, comentó el episodio con la denunciante, que, según declaró ella misma, “palideció” y sintió la necesidad de salir a tomar el aire.

Posibles hechos
Para despejarse, la denunciante se dirigió, acompañada de una de sus amigas, a la carretera que separa la zona de Pubs de los amarres del Puerto Noray. Fue en ese momento, sin haber bajado aún las escaleras que daban a dicha carretera, cuando se encontró frente a frente con el acusado, con quien afirmó tener una muy mala relación.

En este punto, el acusado (que iba acompañado de su pareja actual, quien supuestamente profirió insultos contra la denunciante y su amiga) supuestamente habría empezado a gritar “a mí no me vais a tocar más los cojones” y “dejad de tocarme los cojones”, para posteriormente dirigirse “fuera de sí” hacia la denunciante, propinándole dos bofetones en la cara, sin mediar palabra o provocación alguna, y pese a que la amiga que la acompañaba trató de interponerse entre ambos.

Tras la agresión, la novia del acusado intervino “llevándoselo” del lugar.

La testigo principal de la acusación, una compañera de la denunciante, apoyó la versión de la perjudicada de manera coherente y precisa, y añadió que el proceso le había acarreado un perjuicio significativo a su entorno.

Versión del acusado
El acusado, quien estuvo 5 años casado con la denunciante, encontrándose actualmente divorciado de ella, negó todos los hechos y ofreció una versión diferente, según la cual, tras salir del Pub donde se encontraban él y su novia, comenzaron a escuchar insultos -”hijo de puta” “cabrón”- proferidos a gritos por la denunciante. Ante esta situación, el acusado afirmó haber tratado de que le dejaran “en paz”, comenzando una acalorada discusión en la que asegura que tuvo que mediar interponiéndose entre su ex mujer y su actual pareja, puesto que temía que su exmujer llegara a las manos.

Tras separarse, su novia le habría conminado -en voz alta- a denunciar el hecho (de hecho, hubo denuncia), motivo por el cual su exmujer habría decidido denunciarle por una agresión inexistente.

Conclusiones
El Ministerio Fiscal consideró probados los hechos e interesó para el acusado la imposición de una pena de 9 meses de prisión por un delito de lesiones en el ámbito familiar.

La Acusación Particular afirmó que no se trataba de una “situación preconcebida” y solicitó para el acusado una pena de un año de prisión más tres años de orden de alejamiento de 200 metros.

La defensa pidió la absolución del acusado, arguyendo que su cliente no era una persona agresiva.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es