Melilla Hoy 23/10/2017
14 de noviembre de 2019, 3:00:59
Justicia


La Fiscal retira la acusación contra dos jóvenes acusados de robo

En un principio se pedía para ellos 4 y 5 años de prisión, pero la declaración del perjudicado fue muy inconsistente

Por Fernando Lamas Moreno

Dos jóvenes melillenses estaban hasta ayer acusados de agredir y robar a un ciudadano marroquí en las inmediaciones de la zona de Pubs del Puerto Noray, si bien la inconsistente declaración del denunciante y los testimonios de dos trabajadores de un conocido Pub sirvieron para que la Fiscalía, que en principio pedía 4 y 5 años de prisión, acabase por retirar su acusación, quedando los acusados absueltos.


Dos jóvenes melillenses se sentaban ayer ante el juez de la sala primera de lo penal de Melilla tras ser denunciados por un ciudadano marroquí a raíz de un supuesto robo con violencia.
El denunciante sostenía, hasta la celebración del juicio, que los jóvenes acusados le habían seguido al salir del Puerto Noray en la madrugada del pasado 10 de febrero, agrediéndole en la cabeza con un objeto contundente y pateándole en el suelo con el objetivo de robarle un reloj que, según depuso la supuesta víctima en el juicio, tenía un valor de entorno a 2.000 euros.
La Fiscalía, basándose en las declaraciones previas del denunciante ante la Guardia Civil y en los mismos juzgados, comenzó un interrogatorio (para el que precisó de la asistencia del intérprete) en el que el denunciante, lejos de arrojar luz sobre los hechos acaecidos aquella noche, provocó un total estado de confusión en todos los presentes.
El denunciante contradijo la práctica totalidad de sus declaraciones previas, añadiendo elementos nuevos -como la presencia de hasta dos agresores no identificados más- y cambió de versión incluso a lo largo de su declaración durante el interrogatorio.
Cuando fue preguntado por el motivo de la inconsistencia de su declaración y la incongruencia de su relato de los hechos con respecto de declaraciones previas, el denunciante la atribuyó a un problema de comprensión por parte de su anterior intérprete, de quien dijo que hablaba árabe, no tamazight.
Por otra parte, tanto un portero como un camarero del Pub del Puerto Noray del que supuestamente salió siguiéndole el agresor, declararon que uno de los acusados no estaba en el Pub y que otro de ellos permaneció allí hasta una hora después de haber salido el denunciante.
Por todo ello el Ministerio Fiscal solicitó la retirada de la acusación sobre los dos jóvenes, para quienes previamente se pedían importantes condenas, de cuatro y cinco años de prisión, por un delito de robo con violencia.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es