Melilla Hoy 23/10/2017
20 de noviembre de 2019, 3:14:34
Justicia


Le piden 1 año de prisión y 17.000 euros por no pagar la pensión alimenticia de su hija

Según su expareja, el acusado nunca ha pagado los 350 euros de la manutención de la hija que ambos tienen en común

Por Fernando Lamas Moreno

Un hombre ha sido llevado ante el juez de la sala primera de lo penal de Melilla por no abonar -nunca- los 350 euros de la pensión alimenticia de su hija. Según el acusado, está en el paro y no tiene ingresos de ningún tipo ni nada a su nombre, motivos por los que vive dependiendo íntegramente de su madre y por los que es incapaz de cumplir con las medidas que se le han impuesto. La Fiscalía sostiene lo contrario y la denunciante, su expareja, afirma que realiza habituales viajes al extranjero (Dubai, Tailandia, etc) y que presume de un buen nivel de vida en Facebook. El Ministerio Público pide para él 1 año de cárcel y el pago de los aproximadamente 17.000 euros que debe de la pensión alimenticia.


Un hombre al que le fue impuesto el pago de una pensión alimenticia de 350 euros para la manutención de su hija en 2012, tras su divorcio, fue llevado ante el juez por su expareja (la denunciante) por un delito de impago de pensión alimenticia, dado que nunca, desde la imposición de la medida, había pagado la cantidad estipulada por el juzgado.
El acusado, quien declaró no tener ingresos ni nada a su nombre, afirmó estar siendo mantenido íntegramente por su madre desde que su empresa se hundiera a raíz de la crisis de 2007.
Cuestionado por el Ministerio Fiscal acerca de una serie de viajes realizados por el acusado a Emiratos Árabes y Camboya, éste declaró que dichos viajes habían sido sufragados por una ONG, por lo que le habían supuesto un coste cero, si bien el acusado no aportó al procedimiento justificante alguno de que hubiera ido con ninguna ONG.
La denunciante, su expareja y madre de la hija que tienen en común, declaró que el acusado se había limitado a ingresarle cantidades mínimas, “de 30 o 60 euros” y afirmó que, mientras él intentaba dar una apariencia de insolvencia en los juzgados, en su Facebook se le podía ver llevando un alto nivel de vida, “con viajes a Tailandia, Dubai, Camboya y otros lugares” y “yendo a fiestas”.
El Ministerio Fiscal recordó en sus conclusiones que el acusado ya había sido condenado con costas en un procedimiento civil anterior, cuando solicitó una modificación de medidas, al considerar el juez que era perfectamente capaz de pagar los 350 euros de la manutención de su hija. Por todo ello, interesó para él la imposición de una pena de un año de prisión más el pago de 17.000 euros de la responsabilidad civil relativa a lo que debe de manutención.
La defensa pidió su absolución argumentando que se había demostrado documentalmente que no poseía ingresos ni propiedades.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es