Melilla Hoy 23/10/2017
19 de febrero de 2020, 21:14:18
Semana Santa


El Viernes Santo melillense incorpora nuevos recorridos y homenajes cofrade

El Humillado procesiona la renovada imagen de la Piedad, la Soledad estrena corona y amplia recorrido y el Santo Entierro viste de oficialidad la Semana Santa

Por Jesús Andújar

A la espera de que la climatología no ponga dificultades, tres hermandades procesionan este Viernes Santo. La Cofradía del Humillado será la primera en salir, a las nueve menos cuarto de la noche, con María Santísima de la Piedad, recientemente restaurada. A las diez menos cuarto y desde la Plaza de Toros, iniciará su estación de penitencia el Santísimo Cristo Yacente, acompañado por el Cristo del Socorro y María Santísima de los Dolores en su Soledad. A las once de la noche la Virgen de la Soledad saldrá en procesión, estrenando manto, corona y amplía recorrido.


Andrés Domínguez Catalá, hermano mayor de la Cofradía del Humillado, invita a los melillenses a arropar la Semana Santa melillense y a acompañarles en la salida procesional de este Viernes Santo. A las nueve menos cuarto de la tarde se iniciará la salida procesional con el Cristo de la Buena Muerte, que en esta ocasión será portado por la Hermandad de Veteranos Regulares.

Acto seguido lo hará, también del interior de la parroquia Castrense, María Santísima de la Piedad. La imagen ha sido recientemente restaurada por el maestro Javier Atencia Molina, cofrade melillense del Flagelado y residente en Torremolinos. Se han renovado las manos, a las que se ha dado una mayor expresión. También se ha trabajado sobre el rostro y el torso.
"Después de veinte años las maderas se habían secado, habían aparecido grietas en el ensamblaje y la policromía había sufrido mucho por la humedad. La decisión que tomó la nueva junta -explicó Domínguez- fue la de restaurar la talla. La virgen sigue teniendo su cara, solo que se han hecho remodelaciones para subsanar defectos anatómicos en la madera. Consideramos que el trabajo que se ha hecho sobre la virgen va a fomentar más su devoción", dijo.

Asimismo se ha confeccionado un nuevo traje para la Piedad que estrenará el viernes. Será negro clásico, con cenefa dorada y sin bordados. En cuanto al trono, indicó el hermano mayor que será el mismo del Humillado, pero sin faroles. Si el número de costaleros presentes no fuera el suficiente, se cambiaría la virgen a unas andas más pequeñas con capacidad para 24 hombres y mujeres de trono. La música correrá a cargo del cuarteto de José María Chamorro y un tambor destemplado junto al Cristo.

Su deseo para hoy, "que no falten portadores, que haga buen tiempo, y que Melilla esté en la calle, porque si salimos en procesión es para que esté Melilla con nosotros".

Santo Entierro
Francisca Muñoz, la hermana mayor de la Cofradía del Nazareno, se muestra feliz del respaldo que está teniendo este año la Semana Santa, en especial los pasos de la cofradía más antigua de la ciudad, como pudo comprobarse el Miércoles Santo con el Nazareno y la Virgen de las Lágrimas.

Ayer fue una jornada de mucho trabajo, con la preparación de los tronos que procesionan este viernes. También continuaron los ensayos de las portadoras del Cristo del Socorro que este año cuentan con la ayuda de una nueva capataz llegada desde Granada. "Pero ilusión no nos falta", afirmó Muñoz. En cuanto a la procesión, indicó que se iniciará a las diez menos cuarto de la noche desde la Plaza de Toros. El primero, el Cristo del Socorro portado en un trono con una alfombra de buganvillas de color morado, con algunas de color amarillo por el niño Miguel Ángel Norvaldo.

En cuanto al tiempo complicado asunto de los portadores, confía la hermana mayor de la cofradía del Nazareno, que los melillenses se acerquen y se sumen a sacar, con la dignidad que merece, el trono del Santo Entierro, el bellísimo paso del Cristo Yacente. Junto a él también procesionará, de María Santísima de los Dolores en su Soledad, la dolorosa que sin palio y sin más adorno que la pena de su rostro, acompaña el caminar del hijo muerto.

El deseo de Muñoz es que "todos nos sigamos acercando a Jesús y a vivir su ejemplo de entrega". En cuanto a la Semana Santa, "que todas las cofradías puedan procesionar, que no haya incidentes, que siga habiendo el respeto que caracteriza a esta ciudad, que nos ayudemos unos a otros y que la procesión salga bien".

La Soledad amplia recorrido
La última en salir será la Virgen de la Soledad, a las once de la noche y desde el Sagrado Corazón. "Hemos repartido más túnicas que nunca", asegura el hermano mayor, Francisco Javier Calderón, que indica que se van a repartir en el recorrido 3.500 velas para que cuando se apaguen las luces de la avenida, se pueda crear un mar de luciérnagas acompañando a la Señora de Melilla.

La virgen estrena este año nueva corona, un manto más corto y un trono con varales telescópicos para incorporar a más portadores. Asimismo recupera en su recorrido la empinada subida por la escalera de la calle Cánovas, para desde ahí dirigirse hacia el callejón de la Soledad. Allí, se ha previsto que una voz femenina ofrezca una saeta y que en nombre de la junta joven lea su carta Alejandro Castillo. Tras continuar por la Avenida, ante la tribuna, se desarrollará el acto de desagravio que correrá a cargo de Salvador Saavedra.

Este año además la cofradía colocará el nombre de destacados cofrades en los varales del trono de la Soledad. El deseo de Calderón, es que toda Melilla siga disfrutando y viviendo de forma intensa de su Semana Santa y que el tiempo les acompañe.

Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es