Melilla Hoy 23/10/2017
19 de febrero de 2020, 20:42:47
Semana Santa


El Cautivo, fiel en la tradición del Día del Amor Fraterno, libera a un reo de religión cristiana

El ya ex recluso será tutelado durante un año por la Cofradía y por el Voluntariado Cristiano de Prisiones para ayudarle en su reinserción

Por Jesús Andújar

Melilla volvió a ser reflejo de lo que debe ser la celebración del día del Amor Fraterno gracias al acto de liberación de un preso que por decimoctava ocasión desarrolló la Cofradía del Cautivo en su estación de penitencia, en el siempre conmovedor Jueves Santo. El beneficiario de esta medida es un hombre de religión cristiana, con las iniciales J.L.F.S., que cumplía una pena de un año, 36 meses y 31 días tras acumular seis delitos por causas diversas como amenazas en el ámbito familiar, lesiones, atentado y quebrantamiento de pena. Será tutelado durante un año por la Cofradía y por el Voluntariado Cristiano de Prisiones para ayudarle en su reinserción.


Bajo un cielo primaveral y el barrio de la Victoria congregado a las puertas de la Casa Hermandad de la Cofradía del Rocío, a las cuatro y cuarto de la tarde el viceconsejero de Turismo, Javier Mateo, realizaba la llamaba a las puertas de la hermandad para iniciar así la salida procesional del Jueves Santo. La Banda de Música acompañó con el himno nacional la salida del trono, que como la quilla de un barco, desde el interior de la Casa Hermandad, entraba en una marea humana que se arremolinaba a su alrededor.

Unos veinte minutos después, la segunda llamada a la puerta a cargo del decano del Colegio de Abogados, Blas Jesús Imbroda, para que la Virgen del Rocío abandonara el refugio de estas cuatro paredes de la casa hermandad que ya se ha quedado pequeña, portada por una cohorte multicultural en la que se encontraban hombres y mujeres melillenses.

Centro Asistencial
Un Jueves Santo más, el Cristo y la Virgen iniciaron su salida procesional con sus varales cuajados de portadores y costaleros. Antes de arrancar, varios padres ofrecieron a sus hijos a los santos titulares para que recibieran su bendición. Una vez iniciado el difícil descenso hasta la carrerea oficial, la Cofradía se dirigió al Centro Asistencial, con la misión de cruzar casi de rodillas el Puente de los Alemanes, para visitar a los mayores.

Allí, se ofreció una hermosa oración a los santos titulares por parte de varios residentes, al tiempo que la cofradía entregó a todos los mayores, una reproducción del Cautivo para la mesita de noche. Entre rezos y vivas se desarrolló un acto siempre emotivo en el que los mayores dirigen palabras de cariño al Cristo, al que piden que vele por ellos.

Liberación
La Cofradía de Nuestro Padre Jesús Cautivo pudo cumplir con la tradición instaurada hace dieciocho años de lograr la liberación de un interno del Centro Penitenciario en Semana Santa que, por mediación de la Hermandad y por decisión del juez de Vigilancia Penitencia, accede al tercer grado y a la libertad condicional. Precisamente el juez Juan Rafael Benítez Yébenes, quien diera cuerpo legal al proceso de liberación, dijo presidir este acto por última vez como responsable de Vigilancia Penitenciaria y deseó a su sucesor, el mejor de los destinos.

Siguiendo la fórmula establecida desde el año 2001, el secretario judicial dio lectura, ante los congregados en plena Avenida Juan Carlos I y el propio reo, con las iniciales J.L.F.S., vestido de penitente, del auto de liberación.

En el preámbulo, el documento deja patente que el acto de liberación se ha convertido, tras 17 años, en "una tradición consolidada". Además señala que las dos organizaciones, como son la Cofradía y el Voluntariado de Prisiones que son los que formulan la petición de liberación y que tutelan al liberado durante un año, "se constituyen en eficaces colaboradores de la Administración Penitenciaria en orden a la reinserción social del preso que cada año, con tal motivo se libere, y de lo que muy buena prueba han dado con ocasión de las liberaciones de este tipo ocurridas en años anteriores".

Se destaca también que "esta extraordinaria manera de contribuir a la reinserción de un preso ha merecido tanto el respaldo de la sociedad melillenses desde sus comienzos, como el reconocimiento de la Administración", ya que en 2002 se le concedió a la Cofradía y al Voluntariado, la Medalla de Plata al Mérito Social Penitenciario.

En esta ocasión el reo beneficiado es un hombre melillense de religión cristiana que fue condenado una pena de un año, 36 meses y 31 días tras acumular seis delitos por causas diversas como amenazas en el ámbito familiar, lesiones, atentado y quebrantamiento de pena. El penado inició el cumplimiento de su condena, por la que estuvo 7 días preventivamente privado de libertad, el 28 de mayo de 2015 y la extingue el 4 de junio de 2019, cumpliendo las tres cuartas partes de su condena el 31 de mayo de 2018.

También se incluye en el expediente, además del objetivo de reinserción social que propugna la Constitución, que el penado se beneficia de esta medida, además de estar en tercer grado, por su "intachable conducta, escasa peligrosidad social y bajo riesgo de reincidencia, carencia de responsabilidades civiles y circunstancias familiares".

A partir de la fecha de la liberación, la Cofradía y el Voluntariado de Prisiones, de forma coordinada con los servicios sociales penitenciarios comenzarán, durante el plazo de un año, a tutelar al excarcelado, prestándole la ayuda que precise para su "reinserción en la sociedad y en lo sucesivo pueda llevar una vida honrada en libertad".

De los diecisiete liberados hasta ahora por la Cofradía del Cautivo, ninguno ha vuelto a delinquir, y se cumple la proporción de ocho personas de religión cristiana y nueve de religión musulmana. Del total, sólo tres mujeres se han beneficiado de la medida, la última en 2014.

Tras la lectura del acta de liberación, el ex recluso, vestido con la túnica y el capirote de la Cofradía del Cautivo, golpeó la campana del trono. En ese momento, los portadores elevaron al cielo a Jesús Cautivo. El broche, una saeta en la voz de Isabel Navarrete.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es