Melilla Hoy 23/10/2017
5 de diciembre de 2019, 19:15:33
Medio Ambiente


Medio Ambiente sube un 59,4% la capacidad de recogida de residuos con 1.357 contenedores nuevos

Empezará a instalarlos el próximo miércoles por toda la ciudad en un recorrido que durará unas 10 o 12 semanas

Por Paqui Sánchez T.

La Ciudad Autónoma de Melilla incrementará un 59,38% la capacidad del servicio de recogida de residuos sólidos urbanos gracias a la instalación de 1.357 contenedores nuevos en toda la ciudad, entre los que se encuentra, como principal novedad, la incorporación del recipiente amarillo para los envases y plásticos. El consejero de Coordinación y Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, presentó ayer los nuevos contenedores, que empezarán a ser instalados desde el próximo miércoles en un proceso ya estudiado de manera pormenorizada en cada ubicación, y que se prolongará durante 10 o 12 semanas.


Todos los contenedores serán iguales, metálicos de 3.750 litros, mucho mayores que los actuales, que son de 3.200 litros. Eso, unido a la implantación de más unidades de cada tipo, y sobre todo del amarillo por su nueva incorporación a las calles de Melilla, permite un incremento global de casi un 60% en la capacidad del servicio de recogida de residuos en superficie.
De los 1.357 contenedores nuevos que se van a instalar, 467 son marrones para residuos orgánicos, 275 verdes para vidrio, 320 azules para papel y cartón, y 295 amarillos para envases y plásticos, los cuales están llegando de manera paulatina a Melilla, donde ya se han empezado a montar para iniciar su instalación la próxima semana. El Dique Sur, Hipódromo, Industrial y Real serán los primeros barrios donde se puedan ver estos nuevos recipientes.
Todos ellos, los 1.357, sumarán una capacidad de recogida para 5.234.850 litros de residuos, más de 1,9 millones de incremento respecto a los casi 3,3 millones de litros de los que están instalados ahora, lo que supone ese aumento total de cerca de dos tercios.

Mejoras
Además de “hacer más difícil” el vandalismo que sufren los contenedores en Melilla, fundamentalmente por el incendio de aquellos que son de plástico, provocando su “ruina total”, los nuevos contenedores tienen como novedad su sistema de apertura inferior, de manera que el recipiente “sufre mucho menos” en el volcado del contenido en el camión.
De esta manera, los camiones de recogida, en vez de enganchar y zarandear los contenedores por el lateral como ocurre ahora, los subirán en vertical para vaciarlos y los volverán a colocar “exactamente donde estaban” gracias a una guía y a la automatización del sistema mediante sensores sin que el conductor tenga que hacer nada.
También este sistema con puertas en su base permite que cualquiera de los ocho camiones recolectores del servicio de limpieza pueda recoger los contenedores, independientemente de su cometido, si bien el consejero señaló que los camiones estarán especializados por residuos al ser recolectores compactadores.
La única diferencia entre los contenedores será el color, además de las bocas para depositar los residuos, para lo que la Ciudad Autónoma ha atendido las recomendaciones de Ecoembes en el caso de los recipientes de reciclaje (azul, verde y amarillo).
Además, se ha instalado un sistema “más complejo” en la puerta del contenedor marrón, destinado a los residuos orgánicos, para evitar la acción de las personas que rebuscan en ellos, así como la apertura de las tapas con el viento como ocurre ahora, lo que provoca la rotura de muchos de ellos.
En este sentido, Quevedo explicó que los contenedores ya han sido probados en dos ubicaciones donde se instalaron hace unos meses antes de tomar una decisión definitiva sobre ellos. Esto ha llevado a la Ciudad Autónoma a descartar el sistema de puerta para el contenedor marrón que se había diseñado inicialmente, dado que dificulta la labor a los barrenderos y también a la hora de desechar las bolsas más grandes.

Aumentan todos los tipos
De los 1.357 contenedores nuevos que se van a instalar, 547 serán marrones para los residuos orgánicos, frente a los 533 que hay ahora, lo que permite pasar de 1.661.000 litros de capacidad actual a 1.774.000, es decir, 112.000 más, lo que supone un 6,8 % más.
Sin embargo, esa subida es mayor en realidad, tal y como ha puntualizó Quevedo al señalar que en la actualidad en los contenedores de residuos orgánicos se mezclan también los envases y plásticos por la ausencia del recipiente amarillo. Por ello, al sumarle a la capacidad de los contenedores marrones los 1.106.250 litros que caben en los 295 contenedores amarillos nuevos, el aumento se dispara hasta el 73,37%.
El contenedor verde, de vidrio, pasará de los 226 tipo iglú y 46 VACRI especiales para hostelería que hay ahora, a 275 metálicos y 41 VACRI, es decir, de 816.000 litros a 1.154.250, situando el aumento en 338.250, es decir, un 41.45% más.
También habrá más contenedores azules, destinados al reciclaje del papel y el cartón: ahora hay 269, fundamentalmente de plástico, con una capacidad de 807.000 litros. Con los 320 que se van a instalar se podrán recoger 1,2 millones de litros, esto es, 393.000 litros más, un 48,7 % más.
Según Quevedo, con la instalación de estos contenedores, Melilla tendrá un sistema “al nivel de los mejores que puede haber en España y Europa”, además de un “cambio radical” que se notará no solo en la eficiencia y capacidad, sino también en la estética.
Explicó que supone “una parte importante” del nuevo contrato de limpieza y recogida de residuos sólidos urbanos, que entró en vigor en julio de 2018, por lo que el coste de estos nuevos recipientes “no conlleva ningún extra”, sino que se incluye en el precio que la Ciudad Autónoma paga por el servicio, con un plazo de amortización de 100 meses, es decir, 8 años y cuatro meses.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es