Melilla Hoy 23/10/2017
7 de diciembre de 2019, 2:43:20
Ejército


La Ciudad ayudará a la reintegración laboral de los militares de más de 45 años

Después de firmar ayer un convenio pionero en España con la Asociación de Tropa y Marinería Española, que incidirá en la formación especializada, ayudas específicas y reservas de cupos en programas laborales

Por Paqui Sánchez T.

La Ciudad Autónoma de Melilla firmó ayer un convenio pionero en España con la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME) para facilitar la reintegración laboral de los militares que se ven obligados a abandonar las Fuerzas Armadas por cuestión de edad tras cumplir los 45 años. El presidente del Gobierno de Melilla, Juan José Imbroda, firmó ayer este convenio con el presidente nacional de ATME, Juan Carlos Tamame, después de varios meses de negociación entre ambas partes, y que incidirá, sobre todo, en la formación especializada, pero también en ayudas específicas y reservas de cupos en acciones laborales.


En declaraciones a los periodistas, Imbroda y la senadora por Melilla, Sofía Acedo, destacaron la importancia de este acuerdo, sobre el que el Ministerio de Defensa ha mostrado su “gran interés” en firmar otro igual con la Ciudad Autónoma, habida cuenta que ninguna otra administración pública había dado este paso para ayudar a este colectivo.
Imbroda subrayó que la firma de este convenio es “una conquista muy importante” y considera que “puede ser el punto de partida a nivel nacional para que se hagan más cosas” en beneficio de estos militares que “se van jóvenes” del Ejército, con 45 años, “después de haber dado los mejores años de su vida”, para ayudarles a su reintegración en el mercado laboral.
En este sentido, afirmó que la Ciudad Autónoma firmará próximamente con el Ministerio de Defensa este mismo convenio “para que se le dé mucha más fuerza a nivel nacional y sirva de ejemplo en toda España”.

Medidas
Acedo, que ha sido la encargada de llevar la negociación con ATME en su papel como asesora económica presupuestaria de la Presidencia de la Ciudad Autónoma, enumeró algunas de las medidas que adoptará la Ciudad Autónoma en virtud de este convenio, habida cuenta que será “competencia absoluta” de esta Administración.
Por ejemplo, citó la formación especializada vinculada al mercado laboral, para lo que se tendrá en cuenta la labor realizada en el servicio de estos soldados en las Fuerzas Armadas, en tareas como vigilancia, mecánica o administrativo, entre otras.
Además, también se va a trabajar en reservar un porcentaje de las plazas en los planes de empleo para este colectivo una vez que abandonan las Fuerzas Armadas, cuestión que se planteará en la Comisión Ejecutiva entre el Servicio Público de Empleo (SEPE) y la Ciudad Autónoma para la celebración de esta iniciativa laboral.
Asimismo, este convenio contempla el desarrollo de talleres de empleo durante un año para este personal, que son acciones laborales basadas en la formación para el trabajo y prácticas homologadas por el SEPE.
También se ha contemplado la posibilidad de establecer un régimen específico de subvenciones para aquellos que quieran iniciarse en una actividad privada empresarial con la capitalización incluso de la prestación por desempleo, indicó Acedo.
Al hilo, la senadora avanzó que se va a trabajar en el plan de inserción de la Ciudad Autónoma en empresas privadas, que lleva a cabo la sociedad pública Promesa, para que estas personas se puedan incorporar dentro de este circuito e impulsar, así su reinserción al mercado laboral.
Paralelamente, a través de otro convenio que ha sido publicado esta semana en el Boletín Oficial del Estado (BOE), la Ciudad Autónoma reservará el 10 % de las plazas en las oposiciones a la Policía Local para estos profesionales de las Fuerzas Armadas que deben dejarlas cuando cumplen los 45 años, cupo que empezará a aplicarse en la convocatoria que saldrá este año con 32 plazas para cubrir jubilaciones anticipadas.

“No podemos desecharlos”
Acedo defendió estas medidas de apoyo porque se trata de “personas muy jóvenes” a las que “no podemos ni debemos desechar”, ya que “están en la flor de la vida en cuanto a la sociedad se refiere”, de ahí que considere una “obligación” de la Ciudad Autónoma tenderles la mano en esta reivindicación que ATME les planteó hace tiempo.
“No se podían quedar en nada los servicios prestados a las Fuerzas Armadas, además como profesionales dando un servicio al Estado español”, argumentó Acedo.
Insistió en que “ninguna administración había dado el paso definitivo” de firmar un documento como el que se rubricó ayer, algo que el Gobierno de Melilla ha hecho “por voluntad absoluta de su presidente” y el compromiso adquirido con los responsables de ATME a nivel nacional y local, de ahí que mostrara la “satisfacción” de la Ciudad Autónoma.
Imbroda, por su parte, consideró que, con la firma de este documento, la Ciudad Autónoma “se ha tomado muy en serio esto de ayudar”, especialmente en Melilla, donde hay “una presencia militar importante” y es necesario “echar una mano” a este colectivo, compuesto por “ciudadanos melillenses con su plenitud de derecho”. En concreto, son 25 los soldados que se ven en esta situación, según las cifras de ATME.

ATME considera que ayuda a dar “una salida digna” a los militares

El presidente nacional de la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME), Juan Carlos Tamame, agradeció el apoyo de la Ciudad Autónoma y destacó que a los militares de Tropa y Marinería les viene “bastante bien” este acuerdo, que llega “después de un tiempo de que no había muchas facilidades para hacer cursos, y para estar al día de esta problemática”.
No en vano, señaló que este convenio suple la “falta de cursos” que ha habido por parte del Ministerio de Defensa respecto a lo que contempla la Ley de Tropa y Marinería y ayuda a dar “una salida digna” a estos profesionales para su regreso a la vida civil “con garantías de futuro”, algunos de los cuales se ven en la calle “después de 27 años como servidores públicos”.

Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es