Melilla Hoy 23/10/2017
27 de mayo de 2020, 10:12:29
Inmigración


La Ciudad Autónoma niega que haya bajado el número de menores en los centros, donde tiene casi 900

Ventura retó a la delegada del Gobierno a que le diga si ha bajado el número de menores en los centros de acogida, algo que controla no solo la Policía Local en sus informes, sino también funcionarios de la Ciudad

Por Paqui Sánchez T.

El Gobierno de Melilla negó ayer que el número de menores extranjeros no acompañados (MENA) haya descendido en la ciudad, ya que en estos momentos atiende a 886 entre los tres centros de acogida, el centro de reforma y los centros de trastorno de conducta de la península con los que tiene convenios firmados. El consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura, salió así al paso del comunicado que el martes emitió la Delegación del Gobierno, en el que aseguró que la entrada de menores se ha reducido un 35,4% en el primer trimestre de este año con respecto al mismo periodo de tiempo en el año 2018, “cuando el Gobierno estaba en manos del PP”.


Ventura dejó claro que los datos que él ofreció en un tuit publicado el 12 de abril se basaban en los informes de la Policía Local, según los cuales se habían producido 75 ingresos de menores en los centros de acogida dependientes de la Ciudad Autónoma, de los cuales 37 eran nuevos, un dato este último que “la delegada del Gobierno eliminó ayer [por anteayer]”.
El consejero consideró que la Delegación del Gobierno dice “barbaridades” en su comunicado de prensa, en el que también hace “cosas desagradables”, entre ellas acusarle de realizar un uso de las instituciones “cuando la que hace eso es la delegada”, ya que “habla del PP y se echa flores afirmando que hay una diferencia significativa de los datos respecto al PSOE”.

“Policía Local no miente”
“Ella es la que hace esa alusión de su partido y su cargo para rédito político”, apuntó Ventura antes de rechazar la acusación de que no dijo la verdad con los datos que aportó, habida cuenta de que están basados en los informes de la Policía Local, que “no miente”.
“En cambio, ellos llevan 10 meses haciéndolo”, agregó refiriéndose al PSOE y a la Delegación del Gobierno en Melilla, a los que acusó de “atribuirse actuaciones que no son suyas, con una falta de vergüenza extraordinaria que se sigue viendo” en estos días.
Por ello, afirmó que no va a permitir comunicados de este tipo ni a la delegada del Gobierno ni a nadie, porque “ante todo, está la honestidad y la verdad”, e insistió en que la Ciudad Autónoma no tiene necesidad ni intención de ocultar, manipular o mentir “sobre algo tan delicado como es la atención de los menores”, máxime después de llevar “cuatro años muy duros atendiendo a miles de menores”.
A fecha de ayer, según los datos aportados por Ventura, la Ciudad Autónoma acoge a 886 menores, de los cuales 660 están en La Purísima, otros 143 en el Centro Asistencial, 32 en la Divina Infantita y 44 en el Centro de Reforma, de los cuales la gran mayoría, 37 concretamente, son menores extranjeros no acompañados. Además, hay otros 14 en los centros de trastorno de conducta de la península con los que la Ciudad Autónoma tiene convenios firmados.
Ante estas cifras, Ventura retó a la delegada del Gobierno a que le diga si ha bajado el número de menores en los centros de acogida, algo que controla no solo la Policía Local en sus informes, sino también funcionarios de la Ciudad Autónoma para proceder al pago de las plazas de protección.

Menos niños en la calle por el “blindaje” del puerto

Ventura recalcó que la Policía Local “no es ni mejor ni peor que el resto de los cuerpos policiales”, sino que “es exactamente igual a la hora de dar datos” y reflejarlos en sus informes sobre el traslado de menores a los centros de acogida, donde el número, lejos de disminuir, ha aumentado debido al regreso voluntario de de muchos de ellos por el refuerzo de la seguridad en el puerto.
En este punto, Ventura afirmó que antes había muchos reingresos de menores en los centros de acogida, pero desde que el puerto “se blindó”, unido a “la gran labor” de la Guardia Civil en el control de la entrada y las inmediaciones, el número de menores que intentaban alcanzar los barcos para llegar a la península ha descendido “de manera espectacular”.
Eso ha dado lugar a que haya menos polizones y menos intrusiones en el puerto, y ante la imposibilidad de lograr ese objetivo, muchos niños de la calle ya no tienen esas intenciones de llegar a los barcos y han optado por regresar voluntariamente a los centros de protección.

Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.melillahoy.es