Melilla Hoy 23/10/2017
7 de diciembre de 2019, 5:27:14
Opinión

Atril ciudadano


Credibilidad de la clase política

Por ANANALMA


Don Ángel Garrido, expresidente de la Comunidad de Madrid ha decido abandonar su Partido porque después de reflexionarlo mucho tiempo cree que en CIUDADANOS es donde se encuentra más cómodo por ser con el Partido con el que más se identifica. Esto lo hace después de 27 años militando en el PP y de haberse comprometido en que iría con el número cuatro de la lista de ese Partido a las elecciones europeas. Además, no le comenta nada de ello a su “amigo” y “excelente” presidente del Partido Sr. Casado porque lo pensaba dejar para después de las elecciones del 28A, según él ha declarado. El Sr. Casado por medio de una televisión se entera de ello mientras daba un mitin en Sevilla, lo q debió sorprenderle dado el acuerdo llevado a cabo dos días antes.



Estas actuaciones de transfuguismo que están llevando a cabo algunos políticos perjudica notablemente a la clase política porque si un señor que lleva años militando en un Partido y ocupando cargos de gran responsabilidad, nada menos que la Presidencia de la Comunidad más importante de España dice, que abandona su Partido por que donde él se encuentra más a gusto e identificado es con otro Grupo político, lo que demuestra es que ha estado a disgusto en los lugares en que ha estado y por tanto engañando a los que ajenos a su incómoda situación le han votado.

Independientemente de lo mal visto que está el tránsfuga, peor se mira al Partido que lo acoge, porque esto demuestra que el político busca en la política lo mejor para sus intereses, y que mientras está en el lugar que le retribuye considerablemente no tiene recelo alguno, pero si pierde el puesto, entonces busca otro lugar donde pueda recuperar o acercarse a la situación perdida. Y respecto al Partido que lo “ficha”, demuestra que no tiene en sus filas gentes capacitadas y tiene q buscar en Partidos adversos a políticos que si dejan sus Partidos es porque han considerado en el mismo que ya no son útiles para puestos destacados y, por tanto, pasan a ser políticos de segundo nivel.

El desencanto de muchos ciudadanos por la política está más que justificado, porque vemos algunos políticos como nos engañan para conseguir nuestros votos y así situarse en el lugar que buscan. Y tenemos la muestra en los dos últimos debates en Televisión donde los cuatro Candidatos a la Presidencia del Gobierno de los Partidos más importantes se han acusado mutuamente de mentirnos, y efectivamente hemos podido comprobar como en sus comentarios no decían siempre la verdad.

Si un Candidato a ser presidente saca un documento que no contiene lo que realmente nos cuenta, es engañarnos a sabiendas, y si otro da cifras que no son las reales es que trata de confundirnos. Y no digamos si el discurso que se lanza es para hacernos creer la moderada posición que mantiene y el respeto tan riguroso que él le tiene a la Constitución cuando hemos visto sus actuaciones y como ha despreciado algunos artículos de esa Constitución que ahora tanto defiende. Eso no es político eso es tratar de beneficiarse de la política, y los ciudadanos debemos saber quiénes miran por España y quienes buscan el bienestar o la ambición personal.

El domingo 28 tenemos que votar a quienes nos han de gobernar durante los próximos cuatro años y debemos hacerlo con la cabeza y sólo con la cabeza, pensando que si no acertamos en nuestro voto tenemos q esperar a que lleguen las siguientes elecciones para rectificar, pero los problemas en esos cuatro años pueden causarnos daños irreversibles, máxime la desaceleración que ya está teniendo la economía mundial.
Ánimo y a votar todos, nos jugamos mucho en las elecciones.
Melilla Hoy.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.melillahoy.es